Volvariella speciosa

Hongo de paja

Se encuentra en las regiones subtropicales y tropicales, y se consume sobre todo en Asia.    Una correcta identificación evitará un viaje al crematorio. Recogido entre enero y junio, Sunshine Coast Qld .    Recientemente se han encontrado hasta el sur de Coffs Harbour. Después de que las branquias se hayan vuelto rosas, es esencial hacer una impresión de las esporas para asegurarse de que se trata de la especie correcta. La especie estrechamente relacionada Volvariella speciosa (ahora trasladada a otro género bajo el nombre de Volvopluteus gloiocephalus) es más común en las regiones templadas y ha sido confundida en Canberra con Amanita phalloides, lo que ha provocado su muerte.  Si no se tiene confianza en la identificación de Amanita, es mejor evitar esta especie.
En la etapa juvenil es difícil diferenciar entre las Amanitas venenosas, posiblemente mortales, y las Volvariella comestibles. Ambas especies tienen una cubierta de velo universal (que se forma a partir de un huevo) y una volva (la mitad inferior del huevo se divide formando una copa alrededor de la base). Las esporas se transportan con el movimiento del estiércol de las vacas, como se puede ver en la foto de abajo.

Volvariella speciosa del momento

Volvopluteus gloiocephalus, comúnmente conocida como seta de vaina grande, grisette de agallas rosas o rosegill de rastrojo, es una especie de seta de la familia Pluteaceae. Durante la mayor parte del siglo XX se ha conocido con los nombres de Volvariella gloiocephala o Volvariella speciosa, pero recientes estudios moleculares la han situado como la especie tipo del género Volvopluteus, recién creado en 2011. El sombrero de esta seta mide unos 5-15 cm de diámetro, varía de blanco a gris o gris-marrón, y es marcadamente pegajoso cuando está fresco. Las branquias comienzan siendo blancas, pero pronto se vuelven rosadas. El estipe es blanco y tiene una volva en forma de saco en la base. Las características microscópicas y los datos de la secuencia de ADN son de gran importancia para separar V. gloiocephalus de las especies relacionadas. V. gloiocephalus es un hongo saprotrófico que crece en campos de hierba y en acumulaciones de materia orgánica como el compost o los montones de astillas de madera. Se ha registrado en todos los continentes, excepto en la Antártida.
Este taxón tiene una larga y enrevesada historia de nomenclatura. Fue descrito originalmente como Agaricus gloiocephalus por el botánico suizo Augustin Pyramus de Candolle en 1815[2] y posteriormente sancionado con este nombre por Elias Magnus Fries en 1821[3] El micólogo francés Claude Gillet lo transfirió en 1878[4] al género Volvaria erigido por Paul Kummer pocos años antes, en 1871[5] El nombre Volvaria ya estaba tomado, pues había sido acuñado por De Candolle para un género de líquenes en 1805. [6] El nombre genérico Volvariella, propuesto por el micólogo argentino Carlos Luis Spegazzini en 1899,[7] acabaría siendo adoptado para este grupo en 1953, después de que el Comité de Nomenclatura para Hongos[8], establecido bajo los principios del Código Internacional de Nomenclatura Botánica, rechazara una propuesta para conservar el Volvaria de Kummer frente al Volvaria de De Candolle.

Rosalillo comestible

El Volvopluteus gloiocephalus, comúnmente conocido como hongo de vaina grande, grisillo de agallas rosas o rosegill de rastrojo, es una especie de hongo de la familia Pluteaceae. Durante la mayor parte del siglo XX se ha conocido con los nombres de Volvariella gloiocephala o Volvariella speciosa, pero recientes estudios moleculares la han situado como la especie tipo del género Volvopluteus, recién creado en 2011. El sombrero de esta seta mide unos 5-15 cm de diámetro, varía de blanco a gris o gris-marrón, y es marcadamente pegajoso cuando está fresco. Las branquias comienzan siendo blancas, pero pronto se vuelven rosadas. El estipe es blanco y tiene una volva en forma de saco en la base. Las características microscópicas y los datos de la secuencia de ADN son de gran importancia para separar V. gloiocephalus de las especies relacionadas. V. gloiocephalus es un hongo saprotrófico que crece en campos de hierba y en acumulaciones de materia orgánica como el compost o los montones de astillas de madera. Se ha registrado en todos los continentes, excepto en la Antártida.
Este taxón tiene una larga y enrevesada historia de nomenclatura. Fue descrito originalmente como Agaricus gloiocephalus por el botánico suizo Augustin Pyramus de Candolle en 1815[2] y posteriormente sancionado con este nombre por Elias Magnus Fries en 1821[3] El micólogo francés Claude Gillet lo transfirió en 1878[4] al género Volvaria erigido por Paul Kummer pocos años antes, en 1871[5] El nombre Volvaria ya estaba tomado, pues había sido acuñado por De Candolle para un género de líquenes en 1805. [6] El nombre genérico Volvariella, propuesto por el micólogo argentino Carlos Luis Spegazzini en 1899,[7] acabaría siendo adoptado para este grupo en 1953, después de que el Comité de Nomenclatura para Hongos[8], establecido bajo los principios del Código Internacional de Nomenclatura Botánica, rechazara una propuesta para conservar el Volvaria de Kummer frente al Volvaria de De Candolle.

El hongo de la muerte

Volvopluteus gloiocephalus, conocido comúnmente como hongo de vaina grande, grisillo de agallas rosas o rosegill de rastrojo, es una especie de hongo de la familia Pluteaceae. Durante la mayor parte del siglo XX se ha conocido con los nombres de Volvariella gloiocephala o Volvariella speciosa, pero recientes estudios moleculares la han situado como la especie tipo del género Volvopluteus, recién creado en 2011. El sombrero de esta seta mide unos 5-15 cm de diámetro, varía de blanco a gris o gris-marrón, y es marcadamente pegajoso cuando está fresco. Las branquias comienzan siendo blancas, pero pronto se vuelven rosadas. El estipe es blanco y tiene una volva en forma de saco en la base. Las características microscópicas y los datos de la secuencia de ADN son de gran importancia para separar V. gloiocephalus de las especies relacionadas. V. gloiocephalus es un hongo saprotrófico que crece en campos de hierba y en acumulaciones de materia orgánica como el compost o los montones de astillas de madera. Se ha registrado en todos los continentes, excepto en la Antártida.
Este taxón tiene una larga y enrevesada historia de nomenclatura. Fue descrito originalmente como Agaricus gloiocephalus por el botánico suizo Augustin Pyramus de Candolle en 1815[2] y posteriormente sancionado con este nombre por Elias Magnus Fries en 1821[3] El micólogo francés Claude Gillet lo transfirió en 1878[4] al género Volvaria erigido por Paul Kummer pocos años antes, en 1871[5] El nombre Volvaria ya estaba tomado, pues había sido acuñado por De Candolle para un género de líquenes en 1805. [6] El nombre genérico Volvariella, propuesto por el micólogo argentino Carlos Luis Spegazzini en 1899,[7] acabaría siendo adoptado para este grupo en 1953, después de que el Comité de Nomenclatura para Hongos[8], establecido bajo los principios del Código Internacional de Nomenclatura Botánica, rechazara una propuesta para conservar el Volvaria de Kummer frente al Volvaria de De Candolle.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad