Tuber aestivum

Tuber aestivum 2021

En la cocina y el comercio, sobre todo en Francia e Italia, la trufa de verano (T. aestivum) se distingue de la trufa de Borgoña (T. uncinatum). Sin embargo, los análisis moleculares demostraron en 2004 que estas dos variedades de trufa son una sola especie. Por tanto, las diferencias entre ellas se deben probablemente a factores ambientales[2][3].
Las trufas de Borgoña (en francés: truffe de Bourgogne; en italiano: tartufo nero di Fragno o scorzone, «corteza»; en español: trufa de verano; en sueco: svart sommartryffel), tienen un aroma parecido al de la avellana y son apreciadas por sus cualidades gastronómicas. Se utilizan en la alta cocina de Francia e Italia, a veces como sustituto más barato y suave de la trufa negra del Périgord (T. melanosporum) cuando ésta no está disponible. Al igual que otras trufas, también se envasan para la exportación[2].
Con cuerpos (ascocarpos) de 2 a 10 centímetros de diámetro, las trufas de Borgoña son relativamente grandes. Su piel exterior (peridio), de color marrón o negro, forma verrugas piramidales de entre 3 y 9 mm de ancho, que se asemejan a una corteza rugosa[2].

Precio de la tuber aestivum vitt

En la cocina y el comercio, sobre todo en Francia e Italia, la trufa de verano (T. aestivum) se distingue de la trufa de Borgoña (T. uncinatum). Sin embargo, los análisis moleculares demostraron en 2004 que estas dos variedades de trufa son una sola especie. Por tanto, las diferencias entre ellas se deben probablemente a factores ambientales[2][3].
Las trufas de Borgoña (en francés: truffe de Bourgogne; en italiano: tartufo nero di Fragno o scorzone, «corteza»; en español: trufa de verano; en sueco: svart sommartryffel), tienen un aroma parecido al de la avellana y son apreciadas por sus cualidades gastronómicas. Se utilizan en la alta cocina de Francia e Italia, a veces como sustituto más barato y suave de la trufa negra del Périgord (T. melanosporum) cuando ésta no está disponible. Al igual que otras trufas, también se envasan para la exportación[2].
Con cuerpos (ascocarpos) de 2 a 10 centímetros de diámetro, las trufas de Borgoña son relativamente grandes. Su piel exterior (peridio), de color marrón o negro, forma verrugas piramidales de entre 3 y 9 mm de ancho, que se asemejan a una corteza rugosa[2].

Wikipedia

En la cocina y el comercio, sobre todo en Francia e Italia, la trufa de verano (T. aestivum) se distingue de la trufa de Borgoña (T. uncinatum). Sin embargo, los análisis moleculares demostraron en 2004 que estas dos variedades de trufa son una sola especie. Por tanto, las diferencias entre ellas se deben probablemente a factores ambientales[2][3].
Las trufas de Borgoña (en francés: truffe de Bourgogne; en italiano: tartufo nero di Fragno o scorzone, «corteza»; en español: trufa de verano; en sueco: svart sommartryffel), tienen un aroma parecido al de la avellana y son apreciadas por sus cualidades gastronómicas. Se utilizan en la alta cocina de Francia e Italia, a veces como sustituto más barato y suave de la trufa negra del Périgord (T. melanosporum) cuando ésta no está disponible. Al igual que otras trufas, también se envasan para la exportación[2].
Con cuerpos (ascocarpos) de 2 a 10 centímetros de diámetro, las trufas de Borgoña son relativamente grandes. Su piel exterior (peridio), de color marrón o negro, forma verrugas piramidales de entre 3 y 9 mm de ancho, que se asemejan a una corteza rugosa[2].

Precio de la trufa de verano

En la cocina y el comercio, sobre todo en Francia e Italia, la trufa de verano (T. aestivum) se distingue de la trufa de Borgoña (T. uncinatum). Sin embargo, los análisis moleculares demostraron en 2004 que estas dos variedades de trufa son una sola especie. Por tanto, las diferencias entre ellas se deben probablemente a factores ambientales[2][3].
Las trufas de Borgoña (en francés: truffe de Bourgogne; en italiano: tartufo nero di Fragno o scorzone, «corteza»; en español: trufa de verano; en sueco: svart sommartryffel), tienen un aroma parecido al de la avellana y son apreciadas por sus cualidades gastronómicas. Se utilizan en la alta cocina de Francia e Italia, a veces como sustituto más barato y suave de la trufa negra del Périgord (T. melanosporum) cuando ésta no está disponible. Al igual que otras trufas, también se envasan para la exportación[2].
Con cuerpos (ascocarpos) de 2 a 10 centímetros de diámetro, las trufas de Borgoña son relativamente grandes. Su piel exterior (peridio), de color marrón o negro, forma verrugas piramidales de entre 3 y 9 mm de ancho, que se asemejan a una corteza rugosa[2].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad