Trufa del desierto

Trufas del desierto frente a trufas negras

Investigadores de Israel afirman haber conseguido cultivar comercialmente trufas del desierto cuyo precio de mercado alcanza los 120 dólares por libra, algo menos que el coste de la plata y cuatro veces el del uranio.
Los investigadores del Centro de Agricultura del Desierto de Ramat HaNegev, en el sur de Israel, lograron un gran avance al estimular una simbiosis entre el hongo Terfezia leonis, que se da rara e imprevisiblemente en la naturaleza, y el arbusto común del desierto Helianthemum sessiliflorum, informó el jueves Ynet.
Según Ramat HaNegev, es la primera vez que se cultiva la trufa, un manjar muy codiciado en todo Oriente Medio y más allá. Los investigadores afirmaron que los agricultores podrán cosechar en pequeñas áreas rendimientos sin precedentes.
Tanto el hongo como su arbusto anfitrión requieren poca agua y ningún fertilizante, por lo que el cultivo de Terfezia leonis podría ser el más rentable de Israel. El cultivo comercial por parte de los agricultores israelíes podría comenzar ya el próximo año.

Venta de trufas del desierto

Las trufas del desierto (o kamah) crecen en el Mediterráneo, Oriente Medio y el norte de África. Relacionada con la variedad europea, este manjar se asemeja más al sabor de una seta terrosa con la textura de la alcachofa y la forma de una patata. Dicen que la abundancia de trufas del desierto es un capricho de las tormentas de principios de otoño y de Dios. No se equivocan. La kamah procede de esporas microscópicas que se encuentran bajo la superficie del desierto. La presencia de rayos hace que la lluvia de octubre y noviembre tenga mayores niveles de nitrógeno. Este elemento en la arena hace que se formen las trufas. Cuando el tiempo se calienta, provocan grietas en la superficie de la arena, lo que indica que hay trufas debajo.
Desde que tengo uso de razón, mi madre compra cada año decenas de kilos en Siria, y no es la única. Los beduinos y otras personas han puesto en marcha negocios que venden exclusivamente kamah en los meses de marzo y abril (he oído hablar de precios que oscilan entre los 10 y los 40 dólares el kilo, según el año). Este año, ¡estás de suerte! El kamah ha llegado a los mercados en cantidades récord. Es la mayor cantidad que los distribuidores han visto desde 2003. Aunque, cuidado con el comprador. Limpiarlas es muy complicado y requiere fregar y pelar mucho para eliminar la arenilla. Se pueden comprar kamah limpias a un precio más alto, pero siempre necesitan otro repaso. Yo nunca he tenido que limpiarlas, pero la mayoría de la gente te dirá que merece la pena.

El maná de la trufa del desierto

Este capítulo se centra en mostrar los métodos biotecnológicos sobre inóculo fúngico y producción de plantas micorrizadas, desarrollados para cultivar, por primera vez, algunas especies del género Terfezia. La síntesis micorrícica entre las trufas del desierto y las especies de Helianthemum se realiza de diferentes maneras según el tipo de inóculo fúngico (esporas o micelio), la fuente vegetal (plántulas o plántulas micropropagadas) y las condiciones de cultivo (in vivo o in vitro) utilizadas. Las diferentes opciones están diseñadas para obtener una producción continua de plantas micorrizadas de trufa del desierto y también para evitar cualquier factor limitante en esta producción. Además, hemos desarrollado un protocolo de plantación de gestión muy sencillo, tras la experiencia adquirida a lo largo de los años, y tras reducir el tiempo de fructificación de la plantación de 23 a 12 meses. Consiste en plantar principalmente en primavera, un único riego durante el verano seco y una escarda anual a partir del tercer año de plantación.Palabras clavePlanta micorrizada Raíz micorrizada Hongo comestible Plántula micropropagada Trufa del desierto

Receta de trufa del desierto

Ya sabéis que dije que lo único que «odiaba» era el quimbombó (aparte del London Eye y las anacondas), pues se me olvidaba que también tengo una profunda aversión a la trufa -en su forma original, en aceite, en vodka, como ingrediente- por completo. Por otro lado cuando encuentras algo realmente interesante que tiene que ver con el objeto de la aversión ese interés debe ser satisfecho. En realidad no tengo que comer, pero sí tengo que saber. Y así llegué a Trufas del desierto.
Pero primero algunos antecedentes sobre las trufas en general. Las trufas existen desde siempre. La primera mención de las trufas aparece en las inscripciones de los neosumerios en el siglo XX a.C., y aunque se utilizaban poco en la Edad Media europea, volvieron a ganar adeptos durante el Renacimiento. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII cuando se hicieron ampliamente populares, pero se decía que eran tan caras que sólo aparecían en las mesas de los grandes nobles y las mujeres mantenidas. Sin embargo, la creciente industrialización, el éxodo del campo y la guerra provocaron el declive de la productividad en los siglos XIX y XX. El último cazador de trufas de Inglaterra no murió hasta la década de 1930.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad