Tricholoma columbetta

Tricholoma columbetta

Trichterling giftig

El cuerpo del fruto (seta) es de color blanco o marfil, a veces con un tinte ocre pálido en el centro del sombrero o con manchas rosadas,[4] azules violáceas o verdosas[5] El sombrero es cónico en los ejemplares jóvenes, ampliándose hasta ser convexo o aplanado con un margen ondulado, y tiene entre 4 y 10 cm de diámetro. Puede ser un poco pegajoso cuando está húmedo. El centro del sombrero puede tener un pequeño saliente o estar deprimido. Las agallas son adnatas y están muy espaciadas. El tallo cilíndrico tiene una altura de 6-14 cm y un grosor de 0,8-2 cm, y no tiene anillo. La seta tiene un olor harinoso, que es más fuerte cuando se corta. La huella de las esporas es blanca. Las esporas miden 5-7,5 x 3,5-5,5 μm.[4] El Tricholoma columbetta es comestible, con un sabor agradable[6].
El Tricholoma albidum es similar, pero se tiñe de amarillo cuando se corta o se golpea[4]. T. columbetta podría confundirse con ejemplares más pálidos del venenoso Entoloma lividum, aunque este último tiene un capuchón más blanco-grisáceo y branquias amarillas o rosadas[6].
Extendida por toda Europa, Tricholoma columbetta forma relaciones micorrícicas con el roble (Quercus) y se encuentra en bosques, parques y, raramente, en dunas de arena sobre suelos arenosos ligeramente ácidos. Las setas aparecen de agosto a noviembre[4]. En el sur de Finlandia, las setas aparecen en agosto y septiembre[7].

Comentarios

Otro de los caballeros blancos, el Tricholoma columbetta, es una seta muy bonita y bastante abundante (y supuestamente comestible). Estos hongos del bosque son a menudo de color blanco puro con sombreros umbonados sedosos del mismo tamaño que los de Tricholoma album; sin embargo, las láminas están unidas al tallo sin las importantes muescas que son características de Tricholoma album.
El gran micólogo sueco Elias Magnus Fries estableció el basónimo de esta especie en 1821, cuando le dio el nombre científico binomial de Agaricus columbettus. (La mayoría de los hongos con branquias se colocaban en aquella época en un gigantesco género Agaricus, que desde entonces se hizo más manejable al redistribuir la mayor parte de su contenido a otros géneros nuevos). Fue el micólogo alemán Paul Kummer quien en 1871 transfirió esta especie al género Tricholoma, estableciendo así su nombre científico actualmente aceptado, Tricholoma collumbetta.
Tricholoma fue establecido como género por el gran micólogo sueco Elias Magnus Fries. El nombre genérico proviene de palabras griegas que significan «flecos peludos», y debe ser uno de los nombres de género micológico menos apropiados, porque muy pocas especies dentro de este género tienen márgenes de capuchones peludos o incluso escamosos que justifiquen el término descriptivo.

Seta gris con branquias

Desde el punto de vista sistemático pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Fungi, División Basidiomycota, Clase Basidiomycetes, Orden Agaricales, Familia Tricholomataceae y por tanto al Género Tricholoma y a la Especie T. columbetta.
El Tricholoma columbetta se reconoce por el sombrero de 6 – 10 cm de diámetro, de color blanco-blanco, a veces con el centro manchado de varios colores y con forma de campana o de espianato convexo, a menudo umbonado, bastante carnoso, con el borde muy ondulado y la cutícula fácilmente separable, que parece viscosa en húmedo y sedosa si está seca.
Esta seta debe probablemente su nombre a su aspecto blanco puro en todas sus partes, con un sombrero sedoso y satinado, con unas características manchas rosáceas o más frecuentemente verdosas, no siempre presentes, en la base del tallo.
Ya que en el género Tricholoma no faltan formas albinas, como por ejemplo en el caso del Tricholoma portentosum con una cutícula completamente blanca, que puede llegar a ser similar al Tricholoma columbetta por las fibrillas del sombrero y el olor farináceo y con el que se puede intercambiar.

Wikipedia

El cuerpo del fruto (seta) es de color blanco o marfil, a veces con un tinte ocre pálido en el centro del sombrero o con manchas rosadas,[4] azules violáceas o verdosas[5] El sombrero es cónico en los ejemplares jóvenes, expandiéndose hasta ser convexo o aplanado con un margen ondulado, y tiene un diámetro de 4 a 10 cm. Puede ser un poco pegajoso cuando está húmedo. El centro del sombrero puede tener un pequeño saliente o estar deprimido. Las agallas son adnatas y están muy espaciadas. El tallo cilíndrico tiene una altura de 6-14 cm y un grosor de 0,8-2 cm, y no tiene anillo. La seta tiene un olor harinoso, que es más fuerte cuando se corta. La huella de las esporas es blanca. Las esporas miden 5-7,5 x 3,5-5,5 μm.[4] El Tricholoma columbetta es comestible, con un sabor agradable[6].
El Tricholoma albidum es similar, pero se tiñe de amarillo cuando se corta o se golpea[4]. T. columbetta podría confundirse con ejemplares más pálidos del venenoso Entoloma lividum, aunque este último tiene un capuchón más blanco-grisáceo y branquias amarillas o rosadas[6].
Extendida por toda Europa, Tricholoma columbetta forma relaciones micorrícicas con el roble (Quercus) y se encuentra en bosques, parques y, raramente, en dunas de arena sobre suelos arenosos ligeramente ácidos. Las setas aparecen de agosto a noviembre[4]. En el sur de Finlandia, las setas aparecen en agosto y septiembre[7].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad