Tana seta

Tipos de hongos

Los Basidiomycota son hongos filamentosos compuestos por hifas (excepto los basidiomycota-levadura) y se reproducen sexualmente mediante la formación de células terminales especializadas en forma de garrote llamadas basidios que normalmente llevan meiosporas externas (normalmente cuatro). Estas esporas especializadas se denominan basidiosporas[4]. Sin embargo, algunos Basidiomycota son reproductores asexuales obligados. Los Basidiomycota que se reproducen asexualmente (discutidos más adelante) pueden ser reconocidos típicamente como miembros de esta división por su gran similitud con otros, por la formación de una característica anatómica distintiva (la conexión de pinza), los componentes de la pared celular, y definitivamente por el análisis molecular filogenético de los datos de la secuencia de ADN.
Una clasificación reciente[5] adoptada por una coalición de 67 micólogos reconoce tres subfilas (Pucciniomycotina, Ustilaginomycotina, Agaricomycotina) y otros dos taxones a nivel de clase (Wallemiomycetes, Entorrhizomycetes) fuera de éstas, entre los Basidiomycota. Tal y como se clasifican ahora, los subphyla se unen y también atraviesan varios grupos taxonómicos obsoletos (véase más adelante) que antes se utilizaban comúnmente para describir a los Basidiomycota. Según una estimación de 2008, los Basidiomycota comprenden tres subfila (incluyendo seis clases no asignadas) 16 clases, 52 órdenes, 177 familias, 1.589 géneros y 31.515 especies[6].

Tana seta 2020

El Agaricus bisporus es un hongo basidiomiceto comestible originario de las praderas de Europa y Norteamérica. Tiene dos estados de color mientras está inmaduro -blanco y marrón- y ambos tienen varios nombres, con nombres adicionales para el estado maduro.
Cuando está inmadura y es blanca, esta seta puede ser conocida como seta común, seta blanca,[3] seta de botón,[3] seta cultivada, seta de mesa y seta champiñón (o simplemente champiñón). Cuando está inmaduro y es de color marrón, puede ser conocido como seta parda suiza, seta parda romana, seta parda italiana, seta cremini/crimini,[4][5] seta castaña (no confundir con Pholiota adiposa), y baby bella.[4]
Cuando se comercializa en su estado maduro, la seta es de color marrón con un sombrero que mide entre 10 y 15 centímetros (4-6 pulgadas)[5] Esta forma se vende comúnmente bajo los nombres de seta portobello,[5][6] seta portabella,[7] y seta portobella, pero la etimología es discutida[5][6].
La seta común tiene una historia taxonómica complicada. Fue descrita por primera vez por el botánico inglés Mordecai Cubitt Cooke en su Handbook of British Fungi de 1871, como una variedad (var. hortensis) de Agaricus campestris.[8][9] El micólogo danés Jakob Emanuel Lange revisó posteriormente un espécimen de cultivo y lo denominó Psalliota hortensis var. bispora en 1926. [10] En 1938 fue elevada a la categoría de especie y rebautizada como Psalliota bispora[11] Emil Imbach (1897-1970) le dio el nombre científico actual de la especie, Agaricus bisporus, después de que el género Psalliota pasara a llamarse Agaricus en 1946[2] El epíteto específico bispora distingue los basidios de dos esporas de las variedades de cuatro esporas.

Vitaminas de las setas

Los efectos de las setas comienzan generalmente después de unos 30 a 45 minutos. Pueden durar hasta 6 horas. Los primeros efectos suelen incluir náuseas y bostezos excesivos. Tras estos efectos iniciales, comienza el «viaje».
El viaje puede ser leve y dejar a la persona con una sensación de somnolencia o relajación. Pero las dosis más altas o las setas más fuertes pueden provocar alucinaciones, ansiedad, paranoia y nerviosismo. La persona puede tener un sentido distorsionado del tiempo, el lugar y la realidad. Una dosis demasiado grande puede provocar un trastorno mental a largo plazo conocido como psicosis.
La duración e intensidad de cada viaje con setas puede variar. Depende de lo fuertes que sean las setas y de la cantidad que se haya tomado. El resultado del viaje también depende del estado de ánimo, la personalidad y las expectativas del consumidor.
Algunos viajes pueden ser agradables, pero otros conducen a pensamientos aterradores de pérdida de control, paranoia intensa, ataques de pánico y miedo a la muerte. Con las setas, es muy difícil predecir qué tipo de viaje tendrá cada usuario. Tampoco hay forma de poner fin a un mal viaje hasta que haya seguido su curso, lo que podría ocurrir horas después.

Rojo champiñón

El estándar para el nombre «seta» es el hongo de botón blanco cultivado, Agaricus bisporus; de ahí que la palabra «seta» se aplique más a menudo a aquellos hongos (Basidiomycota, Agaricomycetes) que tienen un tallo (estipe), un sombrero (pileus) y branquias (lamellae, sing. lamella) en la parte inferior del sombrero. «Seta» también describe una variedad de otros hongos con branquias, con o sin tallo, por lo que el término se utiliza para describir los cuerpos fructíferos carnosos de algunos Ascomycota. Estas branquias producen esporas microscópicas que ayudan al hongo a extenderse por el suelo o la superficie de su ocupante.
Las formas que se desvían de la morfología estándar suelen tener nombres más específicos, como «bolete», «puffball», «stinkhorn» y «morel», y los propios hongos con branquias suelen llamarse «agáricos» en referencia a su similitud con Agaricus o su orden Agaricales. Por extensión, el término «seta» también puede referirse a todo el hongo cuando está en cultivo, al talo (llamado micelio) de las especies que forman los cuerpos fructíferos llamados setas, o a la propia especie.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad