Sulcatas

Tortuga sulcata adulta

Las tortugas de patas rojas son nativas de los bosques secos y húmedos y de las praderas de América Central y del Sur. Las tortugas de patas rojas, una mascota muy popular con un caparazón de colores y marcas llamativos, son longevas y relativamente fáciles de cuidar. Si está pensando en hacerse con una, tenga en cuenta que tendrá que hacer una importante inversión en equipo, comida y espacio para lo que podría ser un compromiso de 50 años.
Estos animales no requieren mucho mantenimiento, siempre que se instale correctamente su recinto la primera vez, con las luces, la fuente de calor y la humedad adecuadas, y se ponga todo en marcha. Las principales tareas diarias consisten en alimentarlas, cambiarles el cuenco de agua y limpiar sus desechos.
En cautividad, estas simpáticas tortugas actúan de forma tímida, se esconden a menudo o hacen madrigueras; esto suele ser una respuesta al estrés cuando están cerca de los depredadores. En general, prefieren no ser manipuladas, pero son dóciles y fáciles de llevar. A pesar de no tener dientes, su pico es fuerte y pueden morder. Aunque las mordeduras son raras y normalmente no son intencionadas, pueden doler.
Por regla general, hay que evitar que los niños pequeños manipulen tortugas y galápagos, sobre todo por la posibilidad de contagio de salmonela. Esta bacteria vive en el tracto intestinal de la mayoría de los reptiles, y puede causar enfermedades en los humanos.  Una buena higiene en el lavado de manos puede evitar la infección bacteriana.

Tortuga de bolsón

SinónimoTestudo sulcata MILLER 1779: lámina 26Testudo calcarata SCHNEIDER 1784 (nom. subst. pro T. sulcata Miller)Testudo radiata [var.] senegalensis GRAY 1831Testudo sulcata – DUMÉRIL & BIBRON 1835: 74Testudo sulcata – DUMÉRIL & BIBRON 1854: 220Testudo sulcata – SOWERBY 1872Geochelone sulcata – PRITCHARD 1967Centrochelys sulcata – DEVAUX 2004Geochelone sulcata – VALVERDE 2004Centrochelys sulcata – VALVERDE 2005Geochelone sulcata – LE et al. 2006Centrochelys (Geochelone) sulcata – BONIN et al 2006Centrochelys sulcata – CHIRIO & LEBRETON 2007Centrochelys sulcata – TRAPE, CHIRIO & TRAPE 2012Centrochelys sulcata – TTWG 2014
TiposHolotipo: no localizado; aunque ZSM 2753/0 tiene la notación «lectotipo» en el catálogo de especies del museo: sin embargo, este número son tres juveniles de Geochelol/e deniculata según Crumly (com. pers., citado en Iverson 1992)

Ver más

La tortuga sulcata (Geochelone sulcata), también conocida como tortuga de espuelas africana, es una de las mayores especies de tortugas del mundo. Tiene un caparazón entre marrón y amarillo y una piel muy gruesa, de color marrón amarillento, junto con escamas puntiagudas -o espuelas- en las patas. Originarias de las regiones áridas y semiáridas de África, estas tortugas se adaptan a diversas condiciones de vida, por lo que se han hecho populares como mascotas.  Sin embargo, no son las mascotas ideales para todo el mundo debido a su larga vida y a sus necesidades específicas de cuidado. Pero si puede mantenerlas felices y sanas, pueden ser unas compañeras muy divertidas, curiosas y amistosas.
Las tortugas Sulcata son silenciosas, como todas las demás, y son grandes y lentas. También tienden a ser criaturas curiosas, a veces en su detrimento. Pueden atascarse fácilmente en espacios demasiado pequeños para ellas, así como volcarse y ser incapaces de enderezarse. Como mascotas, estas tortugas suelen ser agradables y dóciles. Rara vez son agresivas o territoriales. Pero aun así, no hay que manipularlas con regularidad, sobre todo cuando son más jóvenes y frágiles. Una manipulación excesiva puede causarles estrés y provocarles problemas de salud o incluso una muerte prematura.

Tortuga rusa

Las tortugas de cabeza roja se consideran una variante más pequeña de la tortuga de pies rojos y están estrechamente relacionadas con la tortuga de pies amarillos. Como técnicamente son el mismo tipo de tortuga que la tortuga de pies rojos, las cabezas de cereza tienen el mismo nombre en latín (Geochelone carbonaria) y casi idénticos requisitos de cuidado. Algunas personas creen que las cabezas de cereza se criaron intencionadamente para ser versiones pequeñas de las tortugas de patas rojas, pero en realidad se encuentran de forma natural en la naturaleza y son nativas de Brasil.  Viven a lo largo de los ríos y cerca del borde de los bosques. Como su nombre indica, tienen manchas brillantes de color rojo o naranja en las patas y la cabeza, y el color de su caparazón varía de un color claro a uno oscuro.
Son bastante fáciles de cuidar como mascotas, aunque suponen un compromiso a largo plazo. Hay que dedicar varias horas a la semana a su rutina de alimentación, así como a mantener limpio su entorno. No son animales que se puedan manejar en exceso, ya que esto puede causar un estrés excesivo. Pero pueden aprender a estar tranquilos con las personas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad