Setas gigantes

Venta de setas gigantes

Prototaxites /ˌproʊtoʊˈtæksɪˌtiːz/ es un género de hongos fósiles terrestres que data del Ordovícico Medio hasta el Devónico Tardío, hace aproximadamente 470 a 360 millones de años. Los prototaxites formaban estructuras pequeñas o grandes en forma de tronco de hasta 1 metro de ancho y 8 metros de altura,[1] formadas por tubos entrelazados de unos 50 micrómetros de diámetro, lo que los convierte en el mayor organismo terrestre de su época.
Aunque tradicionalmente ha sido muy difícil de asignar a un grupo de organismos existente, la opinión actual sugiere una ubicación fúngica para el género[1]. El reciente descubrimiento de lo que probablemente son simbiontes de algas lo convertiría en un liquen, en lugar de ser únicamente un hongo[2][3] Los líquenes se clasifican con el componente fúngico, no con el algal, y las principales células tubulares de Prototaxites son las más parecidas a las del filo fúngico Glomeromycota[3] Dicho esto, sus características reproductivas indican una relación con los hongos Taphrinomycotina.
La similitud de estos tubos con las estructuras de la planta primitiva Nematothallus ha llevado a sugerir que esta última podría representar hojas de Prototaxites. Desgraciadamente para esta hipótesis, nunca se han encontrado ambos en conexión, aunque esto puede ser consecuencia de su desprendimiento tras la muerte de los organismos[7].

Termitomy… titanicus

Contradicciones y enigmas rodean al fósil gigante Prototaxites. Los fósiles se asemejan a los troncos de los árboles y, sin embargo, son de una época anterior a su existencia. Los valores de los isótopos estables del carbono son similares a los de los hongos, pero los fósiles no presentan las estructuras habituales de los hongos. Se han encontrado polímeros parecidos a los de las plantas en los fósiles, pero las pruebas nutricionales apoyan la heterotrofia, que no es habitual en las plantas. Estos son algunos de los factores de confusión que rodean la identificación de los fósiles de Prototaxites.
Desde que se describió el primer fósil de Prototaxites en 1859, los investigadores han planteado la hipótesis de que estos organismos eran algas gigantes, hongos o líquenes. Un estudio reciente de la Dra. Linda Graham y sus colegas ha publicado en el número de febrero de la revista American Journal of Botany pruebas que creen que resuelven este antiguo misterio.
Los prototaxites existieron entre el Silúrico tardío y el Devónico tardío, hace aproximadamente 420-370 millones de años (ma). Los fósiles de Prototaxites tienen una anatomía tubular consistente, compuesta principalmente por tubos no ramificados y no septados, dispuestos en anillos concéntricos o excéntricos, lo que da a los fósiles una apariencia similar a la de una sección transversal de un tronco de árbol. Los «troncos» fósiles varían en tamaño y pueden llegar a medir hasta 8,8 m de largo y 1,37 m de diámetro, lo que convierte a Prototaxites en el organismo más grande de la tierra durante los periodos siluariano y devónico tardío.

Hongos gigantes minecraft

Conocido como Prototaxites, este hongo gigante ha intrigado a los científicos, que en un principio pensaron que se trataba de una conífera. En 2001, Francis Hueber, del Museo Nacional de Historia Natural de Washington DC (EE.UU.), sugirió por primera vez que podía ser un hongo, basándose en un análisis de la estructura interna del fósil. Pero no tenía pruebas concluyentes.
«No importa el argumento que propongas, la gente dice que es una locura», dice C. Kevin Boyce, geofísico de la Universidad de Chicago en Illinois (EE.UU.). «Un hongo de 6 metros no tiene ningún sentido, pero aquí está el fósil».
Boyce, que dice que los prototaxites «obtienen su voto por ser uno de los organismos más extraños que han existido», ayudó a resolver el misterio comparando los tipos de carbono encontrados en el fósil gigante con plantas que vivieron más o menos en la misma época, hace unos 400 millones de años.
Las plantas sólo absorben el carbono del dióxido de carbono del aire que las rodea. Por ello, la proporción de dos isótopos de carbono que se encuentran en el CO2 atmosférico -el carbono-12 y el carbono-13- es la misma para todas las plantas que viven durante el mismo periodo.

Liquen

Durante 130 años, un gigantesco tocón con forma de árbol ha desconcertado a los paleontólogos. ¿Era una planta, un alga, un liquen o algo totalmente diferente? Un fósil desenterrado en Arabia Saudí dio la última palabra en un nuevo estudio: era un hongo gigantesco.
Hace más de 400 millones de años las plantas apenas habían colonizado la tierra. Las nuevas formas terrestres apenas consistían en algo más que en tallos. Las raíces y las hojas habían evolucionado. Aunque el amplio vacío de la tierra no duraría mucho tiempo, en ese momento estaba maduro para ser aprovechado. Un hongo llamado Prototaxites sobresalía más de 8 metros sobre la mayoría de las plantas terrestres del período Silúrico y tenía hasta un metro de ancho.
Dado que Prototaxites ha sido un misterio durante tanto tiempo, los científicos se apresuraron a descubrir su verdadera identidad. En 2007, investigadores de la Universidad de Chicago y del Museo Nacional Smithsoniano de Historia Natural publicaron un nuevo artículo en la revista Geology. En este estudio, examinaron los niveles de isótopos de carbono en los fósiles de Prototaxites.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad