Setas en troncos de arboles

Ceratocystis fagacearum

Los hongos son una visión común en los suelos fértiles de los jardines, en los paisajes sanos, en las pilas de madera al aire libre y en los árboles caídos. Esto puede contribuir a la sensación errónea de normalidad cuando los ve crecer en los troncos de los árboles o en las raíces.
– Las setas son la parte reproductiva de los hongos – Los hongos necesitan materia orgánica en descomposición para desarrollarse – Cuando las setas crecen en el tronco de un árbol, es un signo de podredumbre en el árbol – Cuando las setas crecen en el brote de la raíz de un árbol o en las raíces superficiales, es un signo de podredumbre de la raíz.
– La muerte se produce en un lado o en toda la copa – La caída temprana de las hojas – El crecimiento atrofiado de las hojas – El marchitamiento o la caída severa del follaje del árbol – La clorosis (las hojas pierden su color verde intenso) del follaje del árbol – Las ramas y las ramitas mueren y se vuelven frágiles – Los cancros aparecen en las ramas y en el tronco – El árbol puede empezar a inclinarse – Las hormigas carpinteras anidan en el tronco o en las ramas – Los insectos perforadores atacan e infestan el árbol con éxito.
Líquenes – Un liquen es una relación simbiótica entre un alga y un hongo, y no supone ninguna amenaza para el árbol. Los líquenes tienen muchas formas, tamaños y colores, pero lo más habitual es que aparezcan como una sustancia baja, plana, crujiente y verdosa que se ramifica como una blonda.

Ver más

Muchas especies de setas son aptas para su cultivo en madera fresca. Las más fáciles de cultivar son el shiitake y la seta de ostra, ya que son especies menos exigentes. Sin embargo, es posible cultivar la mayoría de las setas que crecen de forma natural en la madera: tocones de árboles, troncos de árboles moribundos o muertos, ramas, etc. Entre las especies comestibles posibles de cultivar en la madera se encuentran, además de la seta de ostra (Pleurotus ostreatus) y la seta shiitake (Lentinula edodes), también la seta de invierno (enokitake, Flammulina velutipes), la seta de álamo (Agrocybe aegerita), la seta reishi (Ganoderma lucidum), la seta del olmo blanco (Hypsizygus ulmarius), la seta Hypholoma capnoides y otras.
El método más fácil de cultivar setas es el cultivo en madera fresca. Este método no requiere la esterilización del sustrato, que es necesaria cuando se utilizan otros métodos de cultivo. Los troncos y tocones de árboles recién cortados son adecuados para el cultivo, siempre que no estén descompuestos o podridos. Además, los tocones de los árboles no deben tener fugas de savia que a menudo provocan la putrefacción del micelio; en caso de fugas, es mejor esperar unas semanas para que se sequen. La corteza debe estar intacta, ya que impide la evaporación de la humedad, proporcionando así las condiciones ideales para el crecimiento del micelio, y al mismo tiempo impide que los hongos y otros organismos no deseados accedan a la madera.

Seta de ostra

Tenga en cuenta que los hongos que crecen en un árbol suelen ser una buena señal de que el árbol se está descomponiendo o muriendo. Dado que los hongos se alimentan de materia orgánica, suelen ser una señal segura de que un árbol se acerca al final de su vida. Los hongos de los árboles tienen diversas formas y tamaños. Hay algunas formas de crecimiento de los hongos que son fácilmente identificables. Vamos a repasar algunos de los principales tipos de hongos de los árboles y cómo identificarlos.
Para identificar un hongo arbóreo, lo principal que hay que buscar es la forma general y la textura. La parte que ves es en realidad el cuerpo fructífero de un hongo, y es sólo la punta del iceberg. El resto del organismo es el micelio oculto que el hongo utiliza para recuperar los nutrientes, como las raíces de una planta. Sin embargo, la parte más importante de un hongo para identificarlo es la parte visible. A continuación, le presentamos 3 tipos comunes de hongos de los árboles y los ejemplos que debe buscar:
Este tipo de hongo recibe su nombre por la forma fácilmente identificable que crean. Parecen pequeñas repisas que sobresalen del tronco o de las ramas de un árbol. Aunque todos presentan la misma forma general, pueden ser de todo tipo de colores y texturas.

Nombres de los hongos de los árboles

Para comprender mejor cómo afectan los hongos a los árboles, debemos familiarizarnos con lo que es un hongo. Las setas son un tipo de hongo, o su versión plural, fungi. La estructura externa que vemos sobre el suelo dispersa esporas que participan en el proceso de reproducción de los hongos. No todos los hongos que crecen en el árbol son perjudiciales, algunos son realmente beneficiosos, pero la mayoría de las especies que producen hongos son descomponedores de la madera.
En realidad, los hongos desempeñan un papel integral en el equilibrio de un ecosistema, pero si tiene un hongo creciendo en su árbol, suele ser una señal de que el árbol no está bien. Por desgracia, las setas son el principal indicador visual de la presencia de un hongo. En el momento en que detectas los hongos, es probable que el hongo ya haya creado una red interna y haya empezado a consumir tu árbol desde el interior.
Si su árbol ha sido invadido por un hongo y le están saliendo hongos, suele indicar un daño interno importante. Una vez que el hongo se extiende por el interior del árbol, éste comienza a descomponerse por las enzimas que el hongo libera. Los hongos son la característica reproductiva del hongo y liberan esporas que pueden propagar el hongo a todos sus otros árboles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad