Setas de los pitufos

Setas de los pitufos

Gargamel

Los Pitufos (en francés: Les Schtroumpfs; en holandés: De Smurfen) es una franquicia de cómics belga centrada en una colonia ficticia de pequeñas criaturas humanoides azules que viven en casas con forma de seta en el bosque. Los Pitufos fueron creados e introducidos por primera vez como una serie de personajes de cómic por el dibujante belga Peyo (seudónimo de Pierre Culliford) en 1958, donde eran conocidos como Les Schtroumpfs. Hay más de 100 personajes pitufos, y sus nombres se basan en adjetivos que enfatizan sus características, como «Pitufo Chistoso», al que le gusta gastar bromas a sus compañeros pitufos. «Pitufina» fue la primera pitufa femenina que se introdujo en la serie. Los pitufos llevan gorros frigios, que llegaron a representar la libertad durante la era moderna.
La palabra «pitufo» es la traducción original en holandés del francés «schtroumpf», que, según Peyo, es una palabra que inventó durante una comida con su compañero dibujante André Franquin cuando no podía recordar la palabra sal.[1][2][3]
Cuando se le ocurrió la idea de los Pitufos, Peyo era el creador, artista y guionista de la serie de cómics franco-belga titulada Johan et Pirlouit (traducida al español como Johan y Peewit), ambientada en Europa durante la Edad Media y con elementos de espada y brujería. Johan es un joven y valiente paje del rey, y Pirlouit es su fiel, aunque fanfarrón y tramposo, compañero enano.

La cerilla mágica de pitufina

En la serie de historias de EMPATH: El pitufo más afortunado, algunos tipos de setas pueden tener efectos alucinantes en los pitufos cuando se ingieren. Papá Pitufo es consciente de ello y advierte a sus pequeños pitufos que los eviten a toda costa. En la historia «Donde el viento te lleve», Lazy dice que el sueño que tuvo mientras estaba varado en un volcán con otros cinco pitufos que fueron arrastrados por un huracán fue como el que se produjo al comer demasiadas setas antes de dormir, aunque en el momento en que tuvo el sueño estaba sobrio.
Las casas de los pitufos en la serie están hechas de setas especialmente cosechadas que pueden crecer hasta 24 pulgadas de altura y tienen una gran estabilidad y maleabilidad que evitan que se dañen fácilmente, aunque requieren un mantenimiento constante. Siempre que se hace una nueva casa pitufa con este tipo de setas, hay que ahuecarlas primero y tratarlas con una resina endurecedora antes de poder hacer cualquier construcción dentro de la seta. En la historia «La nueva tienda de la aldea», algunos pitufos, bajo los efectos de las bayas mágicas de la luna, empezaron a comerse el tejado de la tienda de cerveza Wake N Bake bajo la errónea suposición de que las setas utilizadas para hacer las casas de los pitufos tenían propiedades mágicas que hacían que los pitufos vieran cosas cuando las ingerían.

Wikipedia

En la serie de historias de EMPATH: El pitufo más afortunado, algunos tipos de setas pueden tener efectos alucinantes en los pitufos cuando se ingieren. Papá Pitufo es consciente de ello y advierte a sus pequeños pitufos que los eviten a toda costa. En la historia «Donde el viento te lleve», Lazy dice que el sueño que tuvo mientras estaba varado en un volcán con otros cinco pitufos que fueron arrastrados por un huracán fue como el que se produjo al comer demasiadas setas antes de dormir, aunque en el momento en que tuvo el sueño estaba sobrio.
Las casas de los pitufos en la serie están hechas de setas especialmente cosechadas que pueden crecer hasta 24 pulgadas de altura y tienen una gran estabilidad y maleabilidad que evitan que se dañen fácilmente, aunque requieren un mantenimiento constante. Siempre que se hace una nueva casa pitufa con este tipo de setas, hay que ahuecarlas primero y tratarlas con una resina endurecedora antes de poder hacer cualquier construcción dentro de la seta. En la historia «La nueva tienda de la aldea», algunos pitufos, bajo los efectos de las bayas mágicas de la luna, empezaron a comerse el tejado de la tienda de cerveza Wake N Bake bajo la errónea suposición de que las setas utilizadas para hacer las casas de los pitufos tenían propiedades mágicas que hacían que los pitufos vieran cosas cuando las ingerían.

Comentarios

Los Pitufos (en francés: Les Schtroumpfs; en holandés: De Smurfen) es una franquicia de cómics belga centrada en una colonia ficticia de pequeñas criaturas humanoides azules que viven en casas con forma de seta en el bosque. Los Pitufos fueron creados e introducidos por primera vez como una serie de personajes de cómic por el dibujante belga Peyo (seudónimo de Pierre Culliford) en 1958, donde eran conocidos como Les Schtroumpfs. Hay más de 100 personajes pitufos, y sus nombres se basan en adjetivos que enfatizan sus características, como «Pitufo Chistoso», al que le gusta gastar bromas a sus compañeros pitufos. «Pitufina» fue la primera pitufa femenina que se introdujo en la serie. Los pitufos llevan gorros frigios, que llegaron a representar la libertad durante la era moderna.
La palabra «pitufo» es la traducción original en holandés del francés «schtroumpf», que, según Peyo, es una palabra que inventó durante una comida con su compañero dibujante André Franquin cuando no podía recordar la palabra sal.[1][2][3]
Cuando se le ocurrió la idea de los Pitufos, Peyo era el creador, artista y guionista de la serie de cómics franco-belga titulada Johan et Pirlouit (traducida al español como Johan y Peewit), ambientada en Europa durante la Edad Media y con elementos de espada y brujería. Johan es un joven y valiente paje del rey, y Pirlouit es su fiel, aunque fanfarrón y tramposo, compañero enano.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad