Setas amarillas comestibles

Setas amarillas comestibles online

La caza de setas también puede ser bastante peligrosa: muchas setas tienen un aspecto muy similar. Es fácil recoger accidentalmente las setas equivocadas, con consecuencias devastadoras (o incluso mortales). En caso de duda, deseche las setas.
Lo mejor es aprender a buscar e identificar setas con un experto (o al menos con una guía detallada de setas). No se limite a hojear unas cuantas fotos y a salir a probar las setas: investigue a fondo los parecidos, las características definitorias, la recolección y el almacenamiento.
Área de distribución:  Se encuentra en América del Norte, Eurasia, América Central y África, principalmente en bosques de coníferas (pero puede encontrarse en praderas, bosques de abedules de montaña o bosques de hayas, dependiendo de la ubicación y la especie específica). Generalmente crecen en grupos entre el musgo.
Parecidos peligrosos: El falso rebozuelo es más oscuro (casi anaranjado) y tiene un centro más oscuro que se gradúa hacia los bordes claros. No es peligrosa, pero tiene mal sabor y puede provocar molestias en el estómago. Las setas Jack-o-lantern pueden confundirse con los rebozuelos. Las láminas de una seta Jack-o-lantern son mucho más finas, profundas y delicadas que las láminas lisas, romas y poco profundas de un rebozuelo. Las setas jack-o-lantern son tóxicas.

Seta shiitake

La gente de la cabaña no suele necesitar una excusa para ir al bosque en esta época del año. Pero si quiere probar algo diferente, ¿qué le parece buscar setas silvestres comestibles? Cuando empiece a buscar, verá setas por todas partes, de todas las formas, tamaños y colores. La gran mayoría deberían considerarse no comestibles. Afortunadamente, hay cuatro deliciosas setas silvestres que están bastante extendidas y son fáciles de identificar: las colmenillas, las setas de pollo, los globos gigantes y los rebozuelos. A veces se las conoce como «Las cuatro infalibles».
Las colmenillas, una de las setas silvestres más buscadas, son muy fáciles de identificar y muy apreciadas en la cocina. Desgraciadamente, su temporada es corta en la mayoría de las regiones: a menudo, sólo unas semanas en primavera. Sin embargo, a veces aparecen a principios del verano en los estados del norte, y crecen hasta agosto en las zonas más altas del noroeste del Pacífico.
Aunque se encuentran en toda América, son más comunes en la mitad oriental de Estados Unidos y en los estados de la costa oeste. Empiece a buscar colmenillas cuando los manzanos y las lilas formen capullos florales. Las colmenillas suelen encontrarse cerca de los árboles. Muchos buscadores buscan cerca de olmos moribundos o recientemente muertos; otros se concentran en viejos manzanares. Otros árboles que atraen a las morillas son el fresno, el álamo, el sicomoro y el tulipán. En los estados del norte y del oeste, las colmenillas pueden aparecer bajo las coníferas. Las morillas requieren una humedad adecuada y pueden no aparecer en años secos.

Suillus luteus

Omphalotus es un género de hongos basidiomicetos, de la familia Marasmiaceae, circunscrito formalmente por Victor Fayod en 1889. Sus miembros tienen la forma tradicional de sombrero y tallo de sapo. Son sapróbicos y fructifican en grupos en los árboles. La especie más conocida y típica es la seta linterna (Omphalotus olearius). Las especies de Omphalotus se han confundido con los rebozuelos. Todas las especies de Omphalotus son presuntamente venenosas y provocan síntomas gastrointestinales. Algunas especies de Omphalotus tienen propiedades bioluminiscentes[3].
Victor Fayod erigió originalmente el género con Pleurotus olearius y P. eryngii como especies principales en 1889,[4] colocándolo en un tribus («alianza») con los géneros Pleurotus y Pleurotellus.[5]
Las relaciones del género se han aclarado con el análisis genético. Rolf Singer lo situó, junto con el género Lampteromyces, en los Boletales debido a la presencia del pigmento ácido variegético. Más concretamente, los géneros se colocaron en la familia Paxillaceae. Sin embargo, se descubrió que los hongos del género Omphalotus descomponen la lignina mientras que los del género Paxillus descomponen la celulosa[6].

Capuchón de la muerte

Una seta comestible es un fruto y un cuerpo carnoso de numerosas especies de macrohongos que se pueden comer. Estos macrohongos crecen por encima o por debajo del suelo. La comestibilidad de los macrohongos se define en función de muchos criterios, como el aroma y el sabor deseables y la ausencia de veneno. Los hongos comestibles son conocidos por sus valores medicinales y nutricionales. Las personas que practican la medicina popular consumen hongos medicinales, mientras que los hongos psicodélicos tienen fines enteógenos o recreativos. Las setas psicodélicas producen un fuerte efecto psicológico, por lo que no se utilizan como alimento. Aunque hay miles de setas diferentes, sólo 250 son venenosas. Por lo tanto, al buscar setas en la naturaleza, hay que saber qué tipo de seta se quiere, ya que la mayoría de las setas comestibles tienen parecidos tóxicos. Además, comer una seta venenosa puede provocar un trasplante de hígado o incluso la muerte.
Los rebozuelos son un nombre frecuente para los macrohongos del género Cantharellus. Estas setas carnosas de color blanco, amarillo o naranja con forma de embudo son las especies de setas silvestres de consumo más famoso. Algunas especies de Cantharellus desprenden un olor afrutado y tienen un sabor ligeramente picante. Bajo el sombrero liso, estos hongos tienen crestas parecidas a las de las branquias que descienden hasta el estipe (tallo) que se estrecha desde el sombrero. Los rebozuelos crecen en la región septentrional de Europa, en África, en países como Uganda, Congo y Zambia, en Asia, incluido el Himalaya y Turquía, y en toda América del Norte. Estos hongos crecen en racimos en los bosques de musgo-coníferas, pero también pueden crecer en los bosques de abedules de montaña entre las hierbas y pastos de bajo crecimiento. Los rebozuelos dorados crecen en los bosques de hayas, y en el Reino Unido pueden crecer desde julio hasta diciembre. Los rebozuelos pueden confundirse con sus falsos rebozuelos similares, concretamente con la Hygrophorosis Aurantiaca. Su principal característica distintiva es su color; un rebozuelo verdadero tiene un color amarillo huevo uniforme, mientras que el falso es naranja con un centro oscuro. Los rebozuelos verdaderos tienen arrugas o crestas en el tallo que no son branquias. Los rebozuelos pueden confundirse con el Omphalotus Olearius, que es muy venenoso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad