Seta bola de nieve

Champiñón marrón

Esto siempre trae consigo dos preguntas: ¿dónde puedo encontrarlas y cómo puedo cultivarlas? Aunque siempre animo a comprobar todos los hallazgos con un experto local si eres un principiante, hay algunas reglas sencillas que son bastante seguras de seguir con la Calvatia gigantea, la seta gigante.
Cuando encuentre un globo, ábralo siempre a lo largo y compruebe su interior. Debe ser de carne blanca y firme, sin branquias en desarrollo. Si ve alguna evidencia de branquias, deséchela inmediatamente. Algunas especies, incluida la amanita mortal, tienen un «velo universal» de tejido que rodea a la seta cuando es joven. Esto puede hacer que parezca un globo.
Si la seta tiene el tamaño de un balón de fútbol, es muy poco probable que haya encontrado una amanita. Sin embargo, en aras de la seguridad, siempre debes abrirla y comprobarla. El interior debe ser blanco y firme, sin ningún otro color o estructura. Hazlo siempre.
Los globos gigantes tienen un nombre muy apropiado. Suelen ser bastante grandes, alcanzando el tamaño de un balón de fútbol o más. Suelen tener una circunferencia (distancia alrededor) de 4 a 30 pulgadas, aunque no es raro que sean más grandes.

Hongos globo gigantes

Los hongos puffball tienen una piel de una o dos capas, formando una estructura en forma de bola con las esporas encerradas en su interior. Las setas son blancas y firmes por dentro cuando son jóvenes, pero se convierten gradualmente en una masa de esporas marrones y pulverulentas a medida que maduran y se secan. Las esporas salen a través de un poro en la parte superior o se desprenden cuando la piel exterior se desmorona. Siempre me ha gustado apretar las bolitas secas para ver cómo salen las esporas como si fueran humo. Las esporas secas pueden utilizarse como coagulante para ayudar a detener las hemorragias, como hizo una vez mi abuela para ayudar a detener la hemorragia de un caballo herido.
Todos los miembros de la familia de las amanitas se consideran comestibles, pero asegúrese de cortar las jóvenes para asegurarse de que no hay branquias escondidas en su interior. Las amanitas mortales tienen una volva o «velo universal» que envuelve completamente a las setas jóvenes. Antes de salir de la volva, parecen pequeñas setas redondas. Hay que abrir cada bolita para asegurarse de que no hay branquias en su interior; de lo contrario, ¡tu vida podría estallar ante tus ojos! La primera vez que vi una amanita en esta fase me quedé muy sorprendida, porque yo también estaba segura de que tenía un globo.

Lycoperdon echinatum

El Lycoperdon perlatum, conocido popularmente como bolo común, bolo verrugoso, bolo con gemas, pedo de lobo o caja de tabaco del diablo, es una especie de hongo bolo de la familia Agaricaceae. Se trata de una especie muy extendida y de distribución cosmopolita. Es un hongo de tamaño medio, con un cuerpo fructífero redondo que se estrecha hacia un tallo ancho, y unas dimensiones de 1,5 a 6 cm de ancho por 3 a 10 cm de alto. Es de color blanquecino, con la parte superior cubierta de pequeñas protuberancias espinosas o «joyas», que se desprenden fácilmente para dejar un dibujo en forma de red en la superficie. Cuando madura se vuelve marrón, y un agujero en la parte superior se abre para liberar esporas en un estallido cuando el cuerpo es comprimido por el tacto o la caída de gotas de lluvia.
El bollito crece en los campos, jardines y bordes de las carreteras, así como en los claros de hierba de los bosques. Es comestible cuando es joven y la carne interna es completamente blanca, aunque hay que tener cuidado para evitar la confusión con los cuerpos frutales inmaduros de las especies venenosas de Amanita. L. perlatum suele distinguirse de otros globos similares por las diferencias en la textura de la superficie. Se han aislado e identificado varios compuestos químicos de los cuerpos fructíferos de L. perlatum, entre los que se incluyen derivados de esteroles, compuestos volátiles que dan al globo su sabor y olor, y el inusual aminoácido ácido licoperdico. Los extractos del bejuco tienen actividades antimicrobianas y antifúngicas.

Calvatia

La Calvatia gigantea, comúnmente conocida como el hongo gigante, es una seta de tipo globo que suele encontrarse en prados, campos y bosques caducifolios, normalmente a finales de verano y en otoño. Se encuentra en zonas templadas de todo el mundo[1].
La mayoría de los globos gigantes crecen hasta alcanzar de 10 a 50 centímetros (4 a 20 pulgadas), a veces hasta 90 cm (35 pulgadas) de diámetro; aunque ocasionalmente algunos pueden alcanzar diámetros de hasta 150 cm (60 pulgadas) y pesos de 20 kg (44 libras). El interior de los globos gigantes maduros es de color marrón verdoso, mientras que el de los inmaduros es blanco. Las grandes setas blancas son comestibles cuando son jóvenes[2][3].
El cuerpo fructífero de un hongo globo se desarrollará en el período de unas pocas semanas y pronto comenzará a descomponerse y pudrirse, momento en el que es peligroso comerlo. A diferencia de la mayoría de las setas, todas las esporas del hongo gigante se crean dentro del cuerpo fructífero; los especímenes grandes pueden contener fácilmente varios billones de esporas. Las esporas son amarillentas, lisas y de 3 a 5 μm de tamaño[2][3].
La clasificación de esta especie ha sido revisada en los últimos años, ya que se ha descubierto que la clase Gasteromycetes, anteriormente reconocida, que incluía a todos los globos, es polifilética. Algunos autores sitúan al globo gigante y a otros miembros del género Calvatia en el orden Agaricales. Además, en el pasado la especie ha sido colocada en otros dos géneros, Lycoperdon y Langermannia. Sin embargo, la opinión actual es que el globo gigante es Calvatia[4].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad