Sarcodon imbricatus

Receta del sarcodon imbricatus

El Sarcodon imbricatus, conocido comúnmente como erizo de paja o erizo escamoso, es una especie de hongo dentario del orden Thelephorales. El hongo es comestible. Muchas fuentes informan de que tiene un sabor amargo, pero otros lo han encontrado delicioso y sospechan que los especímenes amargos pueden ser especies relacionadas similares[1] El hongo tiene un gran sombrero de color marrón con grandes escamas marrones y puede alcanzar los 30 cm (12 pulgadas) de diámetro. En la parte inferior presenta dientes grisáceos y quebradizos en lugar de branquias, y su carne es blanca. Su huella de esporas es marrón. Se asocia con el abeto (Picea), apareciendo en otoño. Se distribuye por toda América del Norte y Europa, aunque las colecciones de las Islas Británicas se asignan ahora a la especie similar Sarcodon squamosus.
El botánico sueco Olof Celsius informó en 1732 de la presencia de Sarcodon imbricatus en los alrededores de Uppsala, y Carl Linnaeus escribió sobre ella en su obra Flora lapponica de 1737[2]. Fue una de las especies descritas inicialmente por Linnaeus, como Hydnum imbricatum, en el segundo volumen de su Species Plantarum en 1753[3]. [3] El epíteto específico es el latín imbricatus, que significa «con baldosas» o «con baldosas superpuestas»[4]. Posteriormente, el micólogo finlandés Petter Adolf Karsten la incluyó en el género Sarcodon en 1881.

Sarcodon aspratus

La distinción entre el Sarcodon squamosus y el Sarcodon scabrosus (ambos presentes en Gran Bretaña) ha supuesto un reto para los micólogos durante años. Aunque macroscópicamente son similares, los análisis moleculares apoyan la opinión de que estos hongos, de los que se pueden producir tintes de colores algo diferentes, son realmente especies separadas.
Un fondo marrón pálido cubierto de escamas superpuestas de color marrón púrpura oscuro (erectas pero no recurvadas), más grandes cerca del centro; convexas y luego irregularmente planas con un margen ondulado, que suelen desarrollar una depresión central poco profunda; de 6 a 18 cm de ancho.
Irregularmente esperpéntica o subglobosa, 6,5-8 x 5-6µm; ornamentada con verrugas prominentes. (La imagen de la izquierda es de esporas de la especie de Europa continental Sarcodon imbricatus, muy estrechamente relacionada, con la que los especímenes británicos de Sarcodon squamosus se confundieron durante muchos años).
La historia taxonómica y la información sobre los sinónimos en estas páginas se ha extraído de muchas fuentes, pero en particular de la GB Checklist of Fungi de la British Mycological Society y (para los basidiomicetos) de la Checklist of the British & Irish Basidiomycota de Kew.

Comentarios

El Sarcodon imbricatus (S. imbricatus), una seta comestible muy conocida, es una de las setas silvestres más consumidas en China por su valor nutricional. Estudios anteriores han demostrado que S. imbricatus tiene actividad inmunorreguladora. Anteriormente describimos la potencial actividad antitumoral de varios tipos de setas, entre ellas S. imbricatus. En este estudio, los resultados demuestran que un extracto acuoso de S. imbricatus (SIE) inhibe eficazmente las propiedades de crecimiento, migración e invasión de las células de cáncer de mama in vitro y reduce el crecimiento del tumor in vivo. Además, el SIE aumentó las concentraciones séricas de interleucina (IL)-2, IL-6 y factor de necrosis tumoral-α, la actividad de las células asesinas naturales y la viabilidad de los esplenocitos, y redujo la expresión del ligando de muerte celular programada 1 (PD-L1) en ratones portadores de tumores 4T1. En conjunto, estos resultados son la primera demostración de que el SIE tiene efectos antitumorales e inmunomoduladores en el modelo de cáncer de mama en ratones 4T1. Estos hallazgos proporcionan una justificación científica para el potencial uso terapéutico de S. imbricatus en pacientes con cáncer de mama.

Sarcodon squamosus

El Sarcodon imbricatus, comúnmente conocido como erizo escamoso o erizo de la piel, es una especie de hongo dentario del orden Thelephorales. El hongo es comestible. Muchas fuentes informan de que tiene un sabor amargo, pero otros lo han encontrado delicioso y sospechan que los especímenes amargos pueden ser especies relacionadas similares[1] El hongo tiene un gran sombrero de color marrón con grandes escamas marrones y puede alcanzar los 30 cm (12 pulgadas) de diámetro. En la parte inferior presenta dientes grisáceos y quebradizos en lugar de branquias, y su carne es blanca. Su huella de esporas es marrón. Se asocia con el abeto (Picea), apareciendo en otoño. Se distribuye por toda América del Norte y Europa, aunque las colecciones de las Islas Británicas se asignan ahora a la especie similar Sarcodon squamosus.
El botánico sueco Olof Celsius informó en 1732 de la presencia de Sarcodon imbricatus en los alrededores de Uppsala, y Carl Linnaeus escribió sobre ella en su obra Flora lapponica de 1737[2]. Fue una de las especies descritas inicialmente por Linnaeus, como Hydnum imbricatum, en el segundo volumen de su Species Plantarum en 1753[3]. [3] El epíteto específico es el latín imbricatus, que significa «con baldosas» o «con baldosas superpuestas»[4]. Posteriormente, el micólogo finlandés Petter Adolf Karsten la incluyó en el género Sarcodon en 1881.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad