Ramaria botrytis

Comentarios

La Ramaria botrytis, conocida comúnmente como el coral agrupado, el hongo coralino de punta rosa o el coral coliflor, es una especie comestible de hongo coralino de la familia Gomphaceae. Su robusto cuerpo fructífero puede crecer hasta 15 cm (6 pulgadas) de diámetro y 20 cm (8 pulgadas) de altura, y se asemeja a algunos corales marinos. Sus densas ramas, que parten de una base robusta y maciza, están hinchadas en las puntas y divididas en varias ramitas pequeñas. Las ramas son inicialmente blanquecinas, pero envejecen hasta volverse de color marrón claro o bronceado, con puntas que van del rosa al rojizo. La carne es gruesa y blanca. Las esporas, de color amarillento, son elipsoides, presentan estrías longitudinales y miden unos 13,8 por 4,7 micrómetros.
La especie tipo del género Ramaria, R. botrytis, fue descrita científicamente por primera vez en 1797 por el micólogo Christiaan Hendrik Persoon. Es una especie de amplia distribución, que se encuentra en América del Norte, África del Norte, Europa central y oriental, Australia y Asia. El hongo es micorrizante con los árboles de hoja ancha, y fructifica en el suelo en las zonas boscosas. Hay varias especies de hongos coralinos que son superficialmente similares en apariencia a R. botrytis, y aunque la comparación del hábitat o de características como el color o la morfología de las ramas es a menudo suficiente para la identificación, a veces se requiere la microscopía para distinguir definitivamente entre ellos. Los cuerpos frutales de Ramaria botrytis son comestibles, y los ejemplares jóvenes tienen un sabor suave y afrutado. Algunos autores advierten de los efectos laxantes en individuos susceptibles. El hongo contiene varios compuestos químicos con actividad biológica in vitro, y los cuerpos frutales tienen actividad antimicrobiana contra varias especies y cepas de bacterias resistentes a los medicamentos que causan enfermedades en los seres humanos.

Ramaria botrytis online

Este característico coral de punta roja (u ocasionalmente de punta púrpura o naranja) es un hallazgo raro en Gran Bretaña e Irlanda, donde prefiere los bosques de hayas dominados por árboles viejos, con los que forma relaciones ectomicorrícicas.
En aquellas partes del mundo (generalmente más cálidas que Gran Bretaña) en las que el coral rosso es más común, sus cuerpos fructíferos en forma de coliflor pueden encontrarse no sólo en bosques de frondosas, sino también en bosques de coníferas, especialmente con pinos.
La Ramaria botrytis, que sólo se ve en raras ocasiones en Gran Bretaña e Irlanda, y con mayor frecuencia en el sur de Inglaterra, también está presente en la mayor parte de Europa continental, donde es cada vez más común hacia el Mediterráneo y la Península Ibérica. El Rosso Coral también está presente en los bosques de muchas partes de América del Norte.
El hongo Rosso Coral fue descrito en 1797 por Christiaan Hendrik Persoon, que le dio el nombre científico de Clavaria botrytis. Fue el micólogo alemán Adalbert Ricken (1851 – 1921) quien en 1918 volvió a describir esta especie con su nombre científico, actualmente aceptado, Ramaria botrytis.

Ramaria magnipes

Este característico coral de punta roja (u ocasionalmente de punta púrpura o naranja) es un hallazgo raro en Gran Bretaña e Irlanda, donde prefiere los bosques de hayas dominados por árboles viejos, con los que forma relaciones ectomicorrícicas.
En aquellas partes del mundo (generalmente más cálidas que Gran Bretaña) en las que el coral rosso es más común, sus cuerpos fructíferos en forma de coliflor pueden encontrarse no sólo en bosques de frondosas, sino también en bosques de coníferas, especialmente con pinos.
La Ramaria botrytis, que sólo se ve en raras ocasiones en Gran Bretaña e Irlanda, y con mayor frecuencia en el sur de Inglaterra, también está presente en la mayor parte de Europa continental, donde es cada vez más común hacia el Mediterráneo y la Península Ibérica. El Rosso Coral también está presente en los bosques de muchas partes de América del Norte.
El hongo Rosso Coral fue descrito en 1797 por Christiaan Hendrik Persoon, que le dio el nombre científico de Clavaria botrytis. Fue el micólogo alemán Adalbert Ricken (1851 – 1921) quien en 1918 volvió a describir esta especie con su nombre científico, actualmente aceptado, Ramaria botrytis.

Seta coralina dorada

La Ramaria botrytis, conocida comúnmente como hongo coralino agrupado, hongo coralino de punta rosa o coral coliflor, es una especie comestible de hongo coralino de la familia Gomphaceae. Su robusto cuerpo fructífero puede crecer hasta 15 cm (6 pulgadas) de diámetro y 20 cm (8 pulgadas) de altura, y se asemeja a algunos corales marinos. Sus densas ramas, que parten de una base robusta y maciza, están hinchadas en las puntas y divididas en varias ramitas pequeñas. Las ramas son inicialmente blanquecinas, pero envejecen hasta volverse de color marrón claro o bronceado, con puntas que van del rosa al rojizo. La carne es gruesa y blanca. Las esporas, de color amarillento, son elipsoides, presentan estrías longitudinales y miden unos 13,8 por 4,7 micrómetros.
La especie tipo del género Ramaria, R. botrytis, fue descrita científicamente por primera vez en 1797 por el micólogo Christiaan Hendrik Persoon. Es una especie de amplia distribución, que se encuentra en América del Norte, África del Norte, Europa central y oriental, Australia y Asia. El hongo es micorrizante con los árboles de hoja ancha, y fructifica en el suelo en las zonas boscosas. Hay varias especies de hongos coralinos que son superficialmente similares en apariencia a R. botrytis, y aunque la comparación del hábitat o de características como el color o la morfología de las ramas es a menudo suficiente para la identificación, a veces se requiere la microscopía para distinguir definitivamente entre ellos. Los cuerpos frutales de Ramaria botrytis son comestibles, y los ejemplares jóvenes tienen un sabor suave y afrutado. Algunos autores advierten de los efectos laxantes en individuos susceptibles. El hongo contiene varios compuestos químicos con actividad biológica in vitro, y los cuerpos frutales tienen actividad antimicrobiana contra varias especies y cepas de bacterias resistentes a los medicamentos que causan enfermedades en los seres humanos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad