Pluteus cervinus

Especies de pluteus

Pluteus cervinus, también conocido como Pluteus atricapillus y comúnmente conocido como el escudo del ciervo[1] o la seta del ciervo o del cervatillo,[2] es una seta que pertenece al gran género Pluteus. Se encuentra en troncos podridos, raíces y tocones de árboles y está ampliamente distribuido. También puede crecer en el serrín y otros residuos de madera. Su aspecto es muy variable, por lo que se ha dividido en varias variedades o subespecies, algunas de las cuales se consideran a veces especies por derecho propio. Es comestible cuando es joven[3], pero algunos lo consideran de mala calidad[4] y no se suele recolectar para la mesa[5].
El nombre de la especie, cervinus, aunque generalmente se piensa que se refiere al color del sombrero, en realidad se refiere a las protuberancias parecidas a cuernos en sus prominentes pleurocistidios de paredes gruesas (de los cuales puede haber de uno a tres)[5][6].
El sombrero oscila entre los 3 y los 12 cm de diámetro[7]. Más tarde se expande hasta adquirir una forma convexa. El capuchón puede ser de color marrón-ciervo, pero varía desde el marrón-ocre claro hasta el marrón oscuro, con una mezcla variable de gris o negro. El centro del sombrero puede ser más oscuro. La superficie del capuchón es lisa y de mate a sedosa. La piel del sombrero muestra fibras radiales oscuras cuando se observa a través de una lente, lo que indica que la estructura microscópica de la cutícula es filamentosa. Las agallas son inicialmente blancas, pero pronto muestran un distintivo brillo rosado, causado por las esporas que maduran. El estípite tiene entre 5 y 12 cm de longitud y entre 0,5 y 2 cm de diámetro, normalmente más grueso en la base[7], y está cubierto de fibrillas verticales marrones sobre un fondo blanco. La carne es blanda y blanca. El hongo tiene un olor entre suave y terroso a rábano y un sabor suave al principio, que puede volverse ligeramente amargo.

Pluteus salicinusfungus

A la sección Pluteus se adscriben especies que presentan pleurocistidios abundantes, con pared gruesa y ápice enganchado por 2-3 o 4 ganchos puntiagudos; pileipellis con hifas filamentosas, radiales, cónicas-elongadas, conexiones de pinza presentes o ausentes.
Sombrero: 4-10 cm, carnoso, inicialmente acampanado, luego convexo y finalmente casi plano, umbonado, liso, glabro, a veces con fibrillas radiales, graso al tacto; la cuticula, fácilmente separable, va de gris-marrón a ocre-marrón, más oscura en el centro y más pálida en el margen, siendo este último liso.
Microscopía: esporas lisas, ligeramente elipsoidales, 8-9 × 5,5-6 µm. Basidios cilíndricos, ventricos, 25-40 × 8,75-9,5 µm. Cistidios lisos, en forma de botella, con pared gruesa, ápice ganchudo, 67,5-82,5 × 15-21 µm. Las conexiones de las pinzas están ausentes.
Observaciones: Es un hongo muy difundido, tanto en las llanuras como en las montañas sobre madera muerta, a veces incluso enterrada. La determinación correcta de la especie perteneciente a la sección Pluteus puede obtenerse mediante una investigación microscópica precisa, es decir, sobre la presencia/ausencia de las conexiones de pinza. Sin embargo, de los últimos estudios resulta que la presencia o no de las conexiones de pinza ya no es suficiente, de hecho, es necesario verificar, si están presentes, dónde se encuentran y su frecuencia.  Pluteus cervinus puede ser confundido con Pluteus pouzarianus Singer, que es prácticamente un parecido, pero presenta las conexiones de pinza en la base de los basidios y muy frecuentes en la textura de la cutícula.

Pluteus lutescens

El Pluteus cervinus, el escudo del ciervo, fue durante muchos años comúnmente conocido como el Pluteus leonado. En la mayor parte de Gran Bretaña e Irlanda es, con mucho, el más común de los hongos escudo, la mayoría de los cuales son hallazgos muy infrecuentes o raros..
Aunque sus capuchones suelen ser de color leonado o marrón claro, como el pelaje de un ciervo joven (¡se le llama «cervatillo» independientemente de su color!), algunas autoridades dicen que el nombre común no proviene del color marrón del capuchón, sino de las protuberancias en forma de cuerno en el ápice de los cistidios de la cara branquial (conocidos como pleurocistidios).
Algunos micólogos reconocen una serie de variedades del Escudo del Ciervo, y entre ellas está Pluteus cervinus var. scaber J.E. Lange que, como su nombre indica, es más escamosa o fibrosa que la variedad nominada del Escudo del Ciervo Pluteus cervinus var. cervinus.
El hongo Deer Shield con tallo escamoso y agrietado por la sequía que se muestra arriba fue visto creciendo en la bese de un viejo haya en el oeste de Gales a finales de abril de 2014. Esta es la fecha más temprana en la que he encontrado Pluteus cervinus y tenía muchas dudas sobre la identificación hasta que comprobé que las branquias estaban libres del tallo; entonces hice una impresión de las esporas, medí las esporas y observé los cistidios de la cara de las branquias con cuernos bajo un microscopio, todo lo cual dio la clave del Pluteus cervinus Deer Shield, por lo que deduzco que esta es la variedad que J E Lange describió como Pluteus cervinus var. scaber.

Receta de pluteus cervinus

Las especies de Pluteaceae, como este Pluteus cervinus, tienen branquias libres y una impresión de esporas de color rosa. Foto de Stu’s Images [CC BY-SA 4.0], vía Wikimedia CommonsLa familia Pluteaceae contiene agáricos con forma de paraguas con esporas rosas y branquias libres. Dentro del grupo, la mayoría de las setas se dividen entre los géneros Pluteus y Volvariella. Los hongos Pluteus crecen sólo en madera y nunca producen una volva, mientras que las especies Volvariella crecen en una variedad de sustratos y siempre forman una volva.1,2
Los hongos Pluteaceae producen hongos con un pileus circular, un estipe central y branquias libres que irradian desde el estipe. La característica que unifica a este grupo es el color de la impresión de las esporas, que es de alguna tonalidad de rosa. El color de las esporas de las Pluteaceae puede variar entre el rosa anaranjado y el rosa pardo. Las pluteáceas se dividen principalmente en dos géneros: Pluteus y Volvariella.1-3
Volvariella es bastante fácil de diferenciar de Pluteus. El primero, como su nombre indica, contiene setas con una volva prominente. La volva es una membrana en forma de saco que rodea la parte inferior del estipe y es un remanente del velo universal.2-4 Aunque Pluteus no tiene un velo universal, unas pocas especies producen un velo parcial que deja un fino anillo en su estipe.1,3,5,6 Una característica inusual pero útil de Pluteus es que su estipe y su pileus son fáciles de separar el uno del otro.7

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad