Plasmodios

El ciclo de vida de plasmodium

A primera vista, los plasmodios no celulares parecen ser organismos ideales para estudiar el movimiento protoplasmático. Son grandes, fáciles de manipular y muestran un flujo protoplásmico de alta velocidad. Sin embargo, después de cierta experiencia con ellos, es probable que uno se desanime por la complejidad y la labilidad de sus patrones de movimiento. Aunque los movimientos de flujo siguen necesariamente las leyes de la hidrodinámica, hasta ahora no ha sido posible explicarlos satisfactoriamente en términos de un mecanismo simple. Las características del flujo plasmódico que conducen a la confusión y a la frustración se esbozan a continuación como un sustituto de las observaciones directas y de los registros cinefotográficos.
abstractNote = {A primera vista, los plasmodios no celulares parecen ser organismos ideales para estudiar el movimiento protoplasmático. Son grandes, fácilmente manipulables, y muestran un flujo protoplásmico de alta velocidad. Sin embargo, después de cierta experiencia con ellos, es probable que uno se desanime por la complejidad y la labilidad de sus patrones de movimiento. Aunque los movimientos de flujo siguen necesariamente las leyes de la hidrodinámica, hasta ahora no ha sido posible explicarlos satisfactoriamente en términos de un mecanismo simple. Las características de la corriente plasmódica que conducen a la confusión y la frustración se esbozan a continuación como un sustituto de las observaciones directas y los registros cinefotográficos,}

Protozoos plasmodium

Nuestro laboratorio ha adoptado el modelo de ratón P. berghei γ-spz (Pb γ-spz) para estudiar las células T CD8 de memoria contra la infección experimental de malaria. Las células T CD8 que surgen en ratones B6 inmunizados con Pb γ-spz son específicas para los antígenos expresados por los parásitos LS abortados en su desarrollo (Berenzon et al., 2003) y las células T CD44hiCD8 con experiencia en antígenos se encuentran predominantemente en el hígado (Guebre-Xabier et al., 1999). En esta revisión, nos centramos principalmente en las células T CD8 de memoria en el mantenimiento de la protección prolongada en el modelo Pb γ-spz. También comentamos los estudios en otros sistemas modelo de protección estéril que amplían nuestra hipótesis al demostrar la necesidad de los LS-Ags tardíos y la inducción de células T CD8 efectoras y de memoria para una protección duradera (Butler et al., 2011; Teirlinck et al., 2011). Nuestra hipótesis es que se puede inducir y mantener la protección a largo plazo frente a la infección en la fase preeritropoyética. Como tal, requiere la formación y persistencia de un reservorio de células T CD8 de memoria central (TCM), que se mantiene en parte por el depósito de LS-Ag y por la IL-15 y que da lugar a células T CD8 efectoras/de memoria efectoras (TE/EM) productoras de IFN-γ durante las reinfecciones.

Definición de plasmodium

Los plasmodios tienen dos ciclos de vida. Uno de ellos tiene lugar en los mosquitos y el otro en los vertebrados. Como su desarrollo depende de la temperatura, los plasmodios se encuentran principalmente en zonas tropicales y subtropicales.
Cada año, más de 200 millones de personas en todo el mundo contraen la malaria. Los patógenos de la malaria, llamados plasmodios, son transmitidos por los mosquitos y pasan por diferentes etapas de desarrollo en el hígado y los glóbulos rojos. Los seres humanos desarrollan inmunidad contra la enfermedad después de haber estado expuestos de forma rutinaria a …
El paludismo grave, causado por el parásito Plasmodium falciparum, provoca peligrosos trastornos circulatorios y complicaciones neurológicas. Si la persona afectada no se trata inmediatamente, la enfermedad

¿a qué filo pertenece plasmodium?

En las zonas donde la malaria es endémica, la mayoría de las personas están infectadas simultáneamente por diferentes clones del parásito. La detección de clones individuales se ve dificultada cuando sus densidades fluctúan en torno al límite de detección y, en el caso de P. falciparum, por el secuestro durante parte de su ciclo vital. Esto tiene importantes implicaciones para la medición de los niveles de infección o para el resultado de los ensayos clínicos. Este estudio tenía como objetivo medir la detectabilidad de clones individuales de parásitos P. falciparum y P. vivax en muestras consecutivas del mismo paciente e investigar el impacto de las estrategias de muestreo en medidas epidemiológicas básicas como la multiplicidad de la infección (MOI).
Se obtuvieron muestras en un estudio transversal de campo repetido en niños de 1 a 4,5 años de Papúa Nueva Guinea, a los que se hizo un seguimiento en intervalos de dos meses durante 16 meses. En cada visita de seguimiento, se recogieron dos muestras de sangre consecutivas de cada niño a intervalos de 24 horas. Las muestras fueron genotipadas para los marcadores polimórficos msp2 para P. falciparum y msp1F3 y MS16 para P. vivax. La prevalencia observada y la MOI media estimada a partir de muestras individuales por huésped se compararon con los datos combinados del muestreo realizado dos veces en 24 horas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad