Lycoperdon perlatum

Lycoperdon perlatum comestible

AspectoDiámetro: hasta 5 cmAltura: hasta 9 cmMeses: junio – noviembrecolor: blanco, amarillento en los estadios más antiguoshábitat: bosques caducifolios y de coníferasLos cuerpos fructíferos de hasta 10 cm de altura se asemejan a la forma de una botella o una pera invertida y tienen un tallo claramente desarrollado. La superficie está cubierta de numerosas espinas de forma cónica. Estas espinas o verrugas son cada vez más pequeñas hacia la base del tallo. Los ejemplares jóvenes son de color blanco, con el aumento de la madurez se vuelven de color amarillento a gris-marrón. La masa del fruto en el interior de la cabeza es inicialmente firme y también blanca antes de convertirse en esporas de color marrón oliva. En una última fase, el cuerpo fructífero se abre y las esporas maduras escapan al aire libre y son esparcidas por el viento o por cualquiera que las pise. Sus esporas pueden causar una grave irritación en los pulmones, por lo que hay que tener cuidado con los ejemplares más viejos.
HábitatComo saprobiontes, descomponen la materia orgánica muerta. Su hábitat principal son los bosques caducifolios y de coníferas y suelen crecer en grupos de junio a noviembre. Por lo tanto, si encuentra uno, esté atento para ver si hay más.

Reproducción del lycoperdon perlatum

El Lycoperdon perlatum, conocido popularmente como bolo común, bolo verrugoso, bolo con gemas, pedos de lobo o caja de tabaco del diablo, es una especie de hongo bolo de la familia Agaricaceae. Se trata de una especie muy extendida y de distribución cosmopolita. Es un hongo de tamaño medio, con un cuerpo fructífero redondo que se estrecha hacia un tallo ancho, y unas dimensiones de 1,5 a 6 cm de ancho por 3 a 10 cm de alto. Es de color blanquecino, con la parte superior cubierta de pequeñas protuberancias espinosas o «joyas», que se desprenden fácilmente para dejar un dibujo en forma de red en la superficie. Cuando madura se vuelve marrón, y un agujero en la parte superior se abre para liberar esporas en un estallido cuando el cuerpo es comprimido por el tacto o la caída de gotas de lluvia.
El bollito crece en los campos, jardines y bordes de las carreteras, así como en los claros de hierba de los bosques. Es comestible cuando es joven y la carne interna es completamente blanca, aunque hay que tener cuidado para evitar la confusión con los cuerpos frutales inmaduros de las especies venenosas de Amanita. L. perlatum suele distinguirse de otros globos similares por las diferencias en la textura de la superficie. Se han aislado e identificado varios compuestos químicos de los cuerpos fructíferos de L. perlatum, entre los que se incluyen derivados de esteroles, compuestos volátiles que dan al globo su sabor y olor, y el inusual aminoácido ácido licoperdico. Los extractos del bejuco tienen actividades antimicrobianas y antifúngicas.

Champiñón de bola de nieve

Aunque se encuentra con mayor frecuencia en los bosques de todo tipo, el Bola de Bola Común también puede aparecer en los pastizales. Sólo ocasionalmente aparecen ejemplares aislados; lo más frecuente es que estos hongos sean gregarios, siendo lo más habitual grupos de entre tres y diez ejemplares. En la madurez, se abre un pequeño agujero en la parte superior del cuerpo del fruto. Cuando el globo maduro se comprime, ya sea al ser golpeado por las gotas de lluvia o por un animal que pasa, se expulsa una nube de esporas similar al humo. En la madurez, se abre un pequeño agujero en la parte superior del cuerpo del fruto. Cuando el globo maduro se comprime, ya sea por el impacto de las gotas de lluvia o por el paso de un animal, se expulsa una nube de esporas parecida al humo.
Muy extendido y común en Gran Bretaña e Irlanda, el bolo común suele fructificar en pequeños grupos o filas en hábitats de praderas y bosques. El Lycoperdon perlatum es un hongo mundial. Este hongo también es muy común y está muy extendido por Europa y Asia continental, así como por África, Australia y América Central y del Sur.
Este hongo comestible fue descrito por Christiaan Hendrik Persoon en 1796, cuando lo bautizó como Lycoperdon perlatum, que sigue siendo su nombre científico aceptado en la actualidad. Aun así, el Lycoperdon perlatum ha adquirido algunos sinónimos en los últimos dos siglos, como Lycoperdon gemmatum Batsch, Lycoperdon perlatum var. perlatum Pers., Lycoperdon gemmatum var. perlatum (Pers.) Fr., Lycoperdon bonordenii Massee y Lycoperdon perlatum var. bonordenii (Massee) Perdeck.

Morchella angusticeps

AparienciaDiámetro: hasta 5 cmAltura: hasta 9 cmMeses: junio – noviembrecolor: blanco, amarillento en los estadios más antiguoshábitat: bosques caducifolios y de coníferasLos cuerpos fructíferos de hasta 10 cm de altura se asemejan a la forma de una botella o una pera invertida y tienen un tallo claramente desarrollado. La superficie está cubierta de numerosas espinas de forma cónica. Estas espinas o verrugas se hacen cada vez más pequeñas hacia la base del tallo. Los ejemplares jóvenes son de color blanco, con el aumento de la madurez se vuelven de color amarillento a gris-marrón. La masa del fruto en el interior de la cabeza es inicialmente firme y también blanca antes de convertirse en esporas de color marrón oliva. En una última fase, el cuerpo fructífero se abre y las esporas maduras escapan al aire libre y son esparcidas por el viento o por cualquiera que las pise. Sus esporas pueden causar una grave irritación en los pulmones, por lo que hay que tener cuidado con los ejemplares más viejos.
HábitatComo saprobiontes, descomponen la materia orgánica muerta. Su hábitat principal son los bosques caducifolios y de coníferas y suelen crecer en grupos de junio a noviembre. Por lo tanto, si encuentra uno, esté atento para ver si hay más.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad