Izote

Restaurante izote

Yucca gigantea (sin. Yucca elephantipes) es una especie de planta con flores de la familia de los espárragos, originaria de México y América Central. Crece hasta 8-12 m (26-39 pies) de altura,[3] es un arbusto de hoja perenne que se cultiva ampliamente como planta ornamental de jardín o de casa, llamándose a menudo simplemente caña de yuca[4] La flor comestible es la flor nacional de El Salvador, llamada localmente izote, y se utiliza ampliamente en la cocina salvadoreña[cita requerida].
La yuca gigantea suele tener menos de 6 m de altura. Puede tener un tronco grueso y único o ser multitronco, lo que resulta de una base inferior engrosada, inflada y parecida a la pata de un elefante[5][6] Las hojas, excepcionalmente estrechas, se abren en abanico. Tienen forma de correa, no tienen espinas y miden hasta 1,2 m (4 pies) de longitud. Las flores blancas se producen en verano. Las plantas maduras producen espigas erectas de flores colgantes de hasta 1 m (3 pies) de longitud[3] Las flores van seguidas de frutos marrones y carnosos, ovalados y de hasta 2,5 cm (1 pulgada) de longitud[5].

Recetas de izote

Elegí La Flor de Izote porque representa a mi país y tiene una historia muy interesante y es importante para mí porque mi bisabuela, fallecida hace varios años, la plantó en ella.  Es importante para mí porque mi bisabuela la plantó en su jardín cuando era joven. Después de que ella murió, mi mamá empezó a plantarlas en el jardín para seguir lo que hacía mi bisabuela cuando estaba viva.Esto representa mi cultura porque cuando celebramos el Día de la Independencia siempre hacemos La Flor de Izote en papel o en diferentes materiales para ponerlos en carteles y llevarlos a la escuela y hacer una ceremonia para el Día de la Independencia. La Flor de Izote es originaria de la Región Mesoamericana. La Flor de Izote, es la flor nacional de El Salvador.

Tatuaje de izote

El follaje espigado de la Yucca gigantea, también conocida como Yucca elephantipes, es sólo una parte del atractivo de la planta. La corteza es hermosa, las semillas y los frutos son comestibles, y las flores son lo más preciado de todo.(Ann Summa)
La yuca gigante hace honor a su nombre: la yuca gigantea alcanza los 9 metros de altura en condiciones ideales, con flores blancas que sobresalen del centro, la flor de izote, como se llama a veces la flor nacional de El Salvador. Muchas especies de yuca producen flores comestibles, pero la yuca gigante también es apreciada por sus cualidades ornamentales. A medida que la planta envejece, la base de la trompa grisácea se hincha, adquiriendo el aspecto primitivo de una pata de elefante. El tallo que produce las flores morirá, pero la planta seguirá enviando nuevas crías y lanzas laterales que florecerán. Con mantenimiento, una sola yuca gigante producirá un espectacular y espeso grupo de plantas.
Las flores que salieron de la yuca gigante del jardín comunitario de la avenida Francis, en Los Ángeles, ya se han cosechado. La floración primaveral suele producirse en torno a la Semana Santa, y los pétalos se utilizan en la cocina de temporada. Los jardineros de Centroamérica y México, de donde es originaria la planta, atesoran las crujientes flores blancas en revueltos, pupusas y tacos. «Se venden entre 6 y 8 dólares la libra», dice Fernando Larios, cuidador del jardín. «La planta está acabada por ahora, pero florece tres veces al año».

Comentarios

Estamos en una sequía récord en California. Por suerte, muchas de las plantas de mi jardín son tolerantes a la sequía y han prosperado gracias a los días, semanas y meses consecutivos de luz solar seca y caliente.
Llevo un año y medio viviendo en mi casa. Este verano fue la primera vez que vi aparecer un brote en la cima de la yuca gigante que hay frente a mi casa. Cuando vi el capullo por primera vez, pensé que alguien había tirado un trapo o un pañuelo de papel sobre él (la gente siempre tira basura en mi jardín).
Mientras barría las hojas de mi jardín, mi vecina salvadoreña me dijo que esa flor, la flor de izote, es la flor nacional de su país. También me dijo que la flor es comestible y que su madre la preparaba siempre. Me quedé muy intrigada.
Pasó una semana y tenía una tarde que podía dedicar a cocinar, así que investigué en Internet y vi muchos vídeos en Youtube. Parece que la forma más común era hacerla con cebolla, tomate y huevo. Pero yo desgraciadamente no soy de comer huevos, así que decidí hacer flor de izote con chorizo en vez de con huevos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad