Hygrophoropsis aurantiaca

Omphalotus oleariusfungus

cibarius, y aunque algunos lo consideran seguro (pero de sabor amargo) para su consumo, sigue habiendo cierta preocupación al respecto. El Hygrophoropsis aurantiaca, pariente lejano del Paxillus involutus, del que se sabe que contiene toxinas peligrosas, está más estrechamente relacionado con los boletes porosos y, con algunas excepciones notables, los boletes son comestibles y algunos de ellos -el Boletus edulis, por ejemplo- son muy apreciados.
La superficie fértil está cubierta por una estructura similar a la de las branquias, que es bastante distintiva y carece de las venas cruzadas que se encuentran en los rebozuelos. El grupo de falsos rebozuelos de tallo rojizo que se muestra arriba fue visto en un bosque de abetos en Suecia durante una incursión en busca de rebozuelos (¡verdaderos!) Cantharellus cibarius.
Cuando en 1781 el sacerdote y naturalista austriaco Franz Xaver Freiherr von Wulfen (1728 – 1805) describió esta seta, le dio el nombre binomial de Agaricus aurantiacus. (En los primeros tiempos de la taxonomía fúngica los hongos con branquias se agrupaban generalmente bajo el género Agaricus, desde entonces dividido con la mayor parte de su contenido disperso en otros géneros más nuevos). Fue el micólogo francés René Charles Joseph Ernest Maire (1878 – 1949) quien, en 1921, transfirió esta especie al género Hygrophoropsis, con lo que adquirió su nombre científico actualmente aceptado: Hygrophoropsis aurantiaca. Esta seta es, de hecho, la especie tipo del género Hygrophoropsis.

Wikipedia

La correcta identificación de las setas de rebozuelo es crucial si quiere empezar a recolectarlas en la naturaleza. Hay falsas especies venenosas, por lo que equivocarse puede llevar a una miserable aventura intestinal.
Como ocurre con tantas setas, actualmente existe una confusión sobre la clasificación de los rebozuelos. Los micólogos creen ahora que el Cantharellus cibarius original puede estar compuesto en realidad por varias especies diferentes. Por esta razón, he evitado utilizar nombres de especies en esta página, limitándome a las características principales del rebozuelo.
Esta página está dividida en dos secciones. La primera repasa las características de los rebozuelos. La segunda sección trata de los falsos parecidos. Por favor, tómese el tiempo necesario para familiarizarse con ellas para no cometer un error cuando busque setas.
Mi última advertencia es que nunca debe comer una seta basándose únicamente en lo que ha aprendido en Internet, incluyendo esta página. Asegúrate de practicar con un experto local y nunca comas nada que no puedas identificar con seguridad.

Falso rebozuelo vs jack o lantern

Se encuentra en varios continentes, creciendo en bosques y brezales, y a veces en astillas de madera utilizadas en jardinería y paisajismo. Los cuerpos fructíferos (setas) son de color amarillo-anaranjado, con un sombrero en forma de embudo de hasta 8 cm (3+1⁄8 pulgadas) de diámetro que tiene una superficie parecida al fieltro. Las finas branquias, a menudo bifurcadas, de la parte inferior del sombrero recorren parte de la longitud del estipe, que por lo demás es liso. Los informes sobre la comestibilidad de la seta varían: se considera venenosa, pero históricamente se ha consumido a nivel internacional.
El naturalista austriaco Franz Xaver von Wulfen describió el falso rebozuelo en 1781, señalando su parecido con los rebozuelos verdaderos y la propensión de la gente a confundirlos. El falso rebozuelo se incluyó entonces en el género Clitocybe, pero posteriormente se observó que sus branquias bifurcadas y sus esporas dextrógiras indicaban una relación con Paxillus. Los análisis genéticos han confirmado que pertenece al orden Boletales y que está más estrechamente relacionada con los boletes.
En 1979, Egon Horak sugirió que H. aurantiaca y el taxón neozelandés H. coacta eran la misma especie,[20] pero ni el Index Fungorum ni el MycoBank aceptan esta sinonimia. Según MycoBank, H. aurantiaca tiene varios sinónimos heterotípicos, es decir, diferentes tipos pero considerados como la misma especie:[1].

Tizón del maíz

Sombrero: 2-9 cm de diámetro. El sombrero tiene una depresión central y el margen está enrollado hacia las agallas. Se convierte en forma de embudo con la edad. El color es variable, siendo en la mayoría de los casos naranja intenso con centro marrón. Existen variantes más claras. La superficie está afieltrada. La carne del capuchón es blanda y flexible.
Hábitat: En madera de coníferas: troncos y tocones en descomposición, humus crudo en bosques de coníferas y astillas de madera en entornos humanos. Suele fructificar durante las épocas de sequía, cuando no fructifica mucho más. Saprotrófica.
La descripción da las características del falso rebozuelo común y típico. Otras especies aún sin nombre en el noroeste del Pacífico son de color más claro, tienen un olor parecido al del perejil, o son más grandes y tienen escamas oscuras en el sombrero y branquias de color naranja intenso.
Los «verdaderos» rebozuelos del género Cantharellus no crecen en la madera, y sus agallas son poco profundas, con venas en forma de cresta que a menudo están interconectadas por prominentes venas cruzadas. Las agallas del falso rebozuelo son finas y se bifurcan sin venas cruzadas evidentes. En la mayoría de los rebozuelos, las agallas son de color amarillo a amarillo pálido, en contraste con las agallas anaranjadas del falso rebozuelo. La carne de los falsos rebozuelos es fina. Los verdaderos rebozuelos son carnosos y firmes, con carne fibrosa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad