Hongos mucilaginosos

Alimentos mucilaginosos

Reimpresiones y permisosSobre este artículoCite este artículoQu, J., Zou, X., Yu, J. et al. El mucílago conidial, revestimiento de película natural, está implicado en la adaptabilidad ambiental y la patogenicidad de Hirsutella satumaensis Aoki.
Sci Rep 7, 1301 (2017). https://doi.org/10.1038/s41598-017-01368-1Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard
ComentariosAl enviar un comentario aceptas cumplir con nuestros Términos y Directrices de la Comunidad. Si encuentras algo abusivo o que no cumple con nuestros términos o directrices, por favor márcalo como inapropiado.

Mucílago

La madera sumergida recogida en el norte de Queensland produjo un nuevo ascomiceto con características ascales similares a las encontradas en especies de Ceratosphaeria. Comparamos nuestro taxón con la especie tipo C. lampadophora y encontramos que son diferentes. Por tanto, se describe Rivulicola incrustata gen. et sp. nov. para dar cabida a esta especie. Los ascomatas de R. incrustata están inmersos y son hialinos, con su eje horizontal a la superficie del huésped. Los cuellos son verdes y están inmersos, y el peridio está compuesto por células grandes, de paredes finas y alargadas. Los ascos son cilíndricos con un anillo no amiloide, débilmente refractivo, y las ascosporas son uniseriadas en el asco, hialinas, multiseptadas y rodeadas por una vaina mucilaginosa granular. También se ilustra Ceratosphaeria lampadophora para destacar las diferencias entre estos géneros.

El mucílago en las plantas

El exopolímero GAG asociado a la pared celular de los hongos fue identificado por primera vez en Aspergillus niger hace décadas y ha sido bien caracterizado en cuanto a su mecanismo biosintético y sus funciones patológicas y biológicas en los hongos Aspergillus, especialmente en el patógeno humano A. fumigatus. Con la consecución de diversos genomas fúngicos, se ha encontrado que el grupo de genes biosintéticos de GAGs conservados se distribuye de forma irregular en especies fúngicas más allá de Aspergilli. Sin embargo, hasta este estudio, la contribución de los genes agrupados a la producción de glicosaminoglicanos no se había investigado en ningún hongo que no fuera Aspergillus. Hemos realizado deleciones de genes y caracterizaciones funcionales de GAG en un hongo patógeno de insectos, Metarhizium robertsii, y hemos descubierto que el hongo puede producir GAG parcialmente acetilados para contribuir a la virulencia del hongo durante la infección tópica de los insectos huéspedes. Este exopolímero puede producirse en los tubos germinales, los micelios y los apresorios para mediar en la adhesión celular, la penetración de la cutícula, la formación de biopelículas, la agregación del micelio en cultivo líquido y, en particular, la formación de la matriz mucilaginosa del apresorio. Además, se descubrió que la pérdida de producción de glicosaminoglicanos podía alterar las expresiones de las proteínas del apresorio, incluidas las enzimas implicadas en la degradación de las cutículas de los insectos. Nuestros datos avanzan en la comprensión de la biosíntesis y las funciones de los glicosaminoglicanos en un hongo patógeno para los animales que es altamente divergente de los Aspergilli.

Retroalimentación

Muchas plantas producen una sustancia conocida como mucílago, que también producen algunos hongos, bacterias y animales. El mucílago es una sustancia espesa y pegajosa que producen casi todas las plantas, pero que se encuentra en mayores concentraciones en determinadas especies. Si alguna vez has cortado una planta de Aloe vera, sabrás lo que es el mucílago, es lo que hace que el interior de la planta esté húmedo y viscoso, el Aloe vera es una planta que produce grandes cantidades de mucílago. Si puedes sentir el mucílago en una planta, entonces se describe como mucilaginosa.
La razón principal por la que las plantas producen mucílago es para ayudar a almacenar y transferir alimentos y agua, por eso los cactus están llenos de una sustancia mucilaginosa. Algunas semillas de plantas están cubiertas de mucílago para ayudar a retener el agua durante la germinación de la semilla, un buen ejemplo de ello son las semillas de cacao.
El mucílago es comestible para el ser humano, y aunque es viscoso, normalmente se considera que las plantas que contienen mucho mucílago tienen una textura refrescante, especialmente en climas cálidos y secos. Algunas plantas comunes que contienen cantidades notables de mucílago son: La rosa de Sarón, la ocra, la malva de los pantanos (y otras malvas) y la violeta.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad