Hebeloma

Hebeloma mesophaeum

El más infame de estos sapos tóxicos, que ocasionalmente forma anillos de hadas en los bosques de frondosas o de coníferas, recibe el nombre de «Poisonpie». En cuanto a su valor culinario, ¡basta con decirlo! Quien pensó que «pastel» era un buen nombre para esta seta puede haber confundido «desagradable» con «sabroso».
Este hongo, de aspecto tan limpio, es común y está muy extendido en Gran Bretaña e Irlanda, sobre todo en los bosques de hoja ancha, donde suele fructificar en grupos (a veces en gran número), y también se encuentra en la mayor parte de Europa continental, donde parece que los robles, más que los abedules y las hayas, son sus socios micorrícicos más comunes. La seta venenosa es igualmente común y está muy extendida en Norteamérica.
Este hongo fue descrito en 1787 por el micólogo francés Jean Baptiste Francois Pierre Bulliard, que le dio el nombre de Agaricus crustuliniformis. (En los primeros tiempos de la taxonomía de los hongos se incluyeron en el género Agaricus un gran número de hongos con branquias; desde entonces, la mayoría se han trasladado a otros géneros, dejando en Agaricus un número mucho menor de lo que a menudo se denomina «hongos verdaderos»).

Hebeloma crustiliniforme

El más infame de estos sapos tóxicos, que ocasionalmente forma anillos de hadas en los bosques de frondosas o de coníferas, recibe el nombre de «Poisonpie». En cuanto a su valor culinario, ¡basta con decirlo! Quien pensó que «pastel» era un buen nombre para esta seta puede haber confundido «desagradable» con «sabroso».
Este hongo, de aspecto tan limpio, es común y está muy extendido en Gran Bretaña e Irlanda, sobre todo en los bosques de hoja ancha, donde suele fructificar en grupos (a veces en gran número), y también se encuentra en la mayor parte de Europa continental, donde parece que los robles, más que los abedules y las hayas, son sus socios micorrícicos más comunes. La seta venenosa es igualmente común y está muy extendida en Norteamérica.
Este hongo fue descrito en 1787 por el micólogo francés Jean Baptiste Francois Pierre Bulliard, que le dio el nombre de Agaricus crustuliniformis. (En los primeros tiempos de la taxonomía de los hongos se incluyeron en el género Agaricus un gran número de hongos con branquias; desde entonces, la mayoría se han trasladado a otros géneros, dejando en Agaricus un número mucho menor de lo que a menudo se denomina «hongos verdaderos»).

Hebeloma crustuliniformefungus

Sombrero: de 2 a 8 cm de diámetro, convexo con un margen enrollado cuando es joven, volviéndose ondulado y aplanándose a medida que se expande, de color bronceado a marrón en el centro, más claro alrededor del margen. Superficie generalmente viscosa, brillante, húmeda y ligeramente pegajosa al tacto.
Hábitat: En el suelo, con mayor frecuencia bajo el abeto de Douglas (Pseudotsuga menziesii), la cicuta occidental (Tsuga heterophylla), las coníferas de Pinaceae, en bosques mezclados con el cedro rojo occidental (Thuja plicata) y el roble de Garry (Quercus garryana)5; ectomicorriza.
Varias especies de Hebeloma del noroeste del Pacífico se parecen a la hebeloma de pie de terciopelo. Sigue sin estar claro cuáles de las especies de Hebeloma de este grupo son tóxicas y todas son difíciles de identificar hasta la especie. La Hebeloma leucosarx suele tener un color de capuchón más oscuro3. La Hebeloma incarnatulum, otra especie estrechamente relacionada, difiere en el plano microscópico, ya que tiene queilocistidios (células especializadas en las branquias) que tienen menos de 6 µm de ancho en sus puntas, mientras que los de la H. velutipes suelen tener 7 µm o más de ancho4.
Toxinas: La identidad de las toxinas no está clara. Sólo unas pocas especies de Hebeloma han sido analizadas químicamente8,9. Hebeloma crustuliniforme y Hebeloma sinapizans, ninguna de las cuales es particularmente cercana a nuestra especie10, contienen un triterpeno que era tóxico para las células9. Sorprendentemente, dada la reputación del género, tres especies de Hebeloma, incluida H. leucosarx, se recolectan y venden como alimento en los mercados mexicanos11. Posiblemente, las setas que se consumen en México no son las mismas que las especies europeas y norteamericanas.

Hebeloma 2020

Hebeloma es un género de hongos de la familia Hymenogastraceae.[1] Se encuentra en todo el mundo y contiene el pastel venenoso o pasteles de hadas (Hebeloma crustuliniforme) y el hongo ghoul (H. aminophilum), de Australia Occidental, que crece sobre restos de animales en descomposición.
El nombre genérico es una palabra compuesta del griego antiguo de hebe, «juventud» o «pubertad» y el sufijo -loma, una franja (perteneciente al velo del hongo). Así, Hebeloma se traduce como «fleco/velo juvenil», en referencia a que el velo fúngico sólo se ve en los ejemplares inmaduros[2].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad