Garotxa

Olot

La elevada humedad de la Garrotxa contrasta con la de las comarcas vecinas. Las precipitaciones anuales superan los 1000 mm. Se dice que «Si no plou a Olot, no plou enlloc» («si no llueve en Olot, no llueve en ningún sitio»). Las temperaturas invernales rondan el punto de congelación; en agosto, la temperatura media es de 27,7 °C (unos 80 °F). Las inversiones térmicas son relativamente frecuentes; la Alta Garrotxa y el Puigsacalm, en particular, tienen un clima más de montaña, con una mayor presencia de la nieve.
La vegetación varía según el clima. La Alta Garrotxa y la parte oriental de la comarca tienen un clima y una vegetación típicamente mediterráneos; el resto tiene un clima submediterráneo, con tendencia a un clima atlántico en las zonas más húmedas.
El 9,4% de la población se dedica a la agricultura y la producción primaria, el 59,4% a la industria y la energía, y el 31,2% al sector servicios. La superficie agrícola ha disminuido, pero Garrotxa sigue siendo el primer productor de maíz. El sector ganadero está en plena expansión, sobre todo el porcino y el vacuno.

Pronunciación de garrotxa

La alta humedad de la Garrotxa contrasta con la de las comarcas vecinas. Las precipitaciones anuales superan los 1000 mm. Se dice que «Si no plou a Olot, no plou enlloc» («si no llueve en Olot, no llueve en ningún sitio»). Las temperaturas invernales rondan el punto de congelación; en agosto, la temperatura media es de 27,7 °C (unos 80 °F). Las inversiones térmicas son relativamente frecuentes; la Alta Garrotxa y el Puigsacalm, en particular, tienen un clima más de montaña, con una mayor presencia de la nieve.
La vegetación varía según el clima. La Alta Garrotxa y la parte oriental de la comarca tienen un clima y una vegetación típicamente mediterráneos; el resto tiene un clima submediterráneo, con tendencia a un clima atlántico en las zonas más húmedas.
El 9,4% de la población se dedica a la agricultura y la producción primaria, el 59,4% a la industria y la energía, y el 31,2% al sector servicios. La superficie agrícola ha disminuido, pero Garrotxa sigue siendo el primer productor de maíz. El sector ganadero está en plena expansión, sobre todo el porcino y el vacuno.

Parque natural de la zona volcánica de la garrotxa

La elevada humedad de la Garrotxa contrasta con la de las comarcas vecinas. Las precipitaciones anuales superan los 1000 mm. Se dice que «Si no plou a Olot, no plou enlloc» («si no llueve en Olot, no llueve en ningún sitio»). Las temperaturas invernales rondan el punto de congelación; en agosto, la temperatura media es de 27,7 °C (unos 80 °F). Las inversiones térmicas son relativamente frecuentes; la Alta Garrotxa y el Puigsacalm, en particular, tienen un clima más de montaña, con una mayor presencia de la nieve.
La vegetación varía según el clima. La Alta Garrotxa y la parte oriental de la comarca tienen un clima y una vegetación típicamente mediterráneos; el resto tiene un clima submediterráneo, con tendencia a un clima atlántico en las zonas más húmedas.
El 9,4% de la población se dedica a la agricultura y la producción primaria, el 59,4% a la industria y la energía, y el 31,2% al sector servicios. La superficie agrícola ha disminuido, pero Garrotxa sigue siendo el primer productor de maíz. El sector ganadero está en plena expansión, sobre todo el porcino y el vacuno.

Garotxa 2021

La elevada humedad de la Garrotxa contrasta con la de las comarcas vecinas. Las precipitaciones anuales superan los 1000 mm. Se dice que «Si no plou a Olot, no plou enlloc» («si no llueve en Olot, no llueve en ningún sitio»). Las temperaturas invernales rondan el punto de congelación; en agosto, la temperatura media es de 27,7 °C (unos 80 °F). Las inversiones térmicas son relativamente frecuentes; la Alta Garrotxa y el Puigsacalm, en particular, tienen un clima más de montaña, con una mayor presencia de la nieve.
La vegetación varía según el clima. La Alta Garrotxa y la parte oriental de la comarca tienen un clima y una vegetación típicamente mediterráneos; el resto tiene un clima submediterráneo, con tendencia a un clima atlántico en las zonas más húmedas.
El 9,4% de la población se dedica a la agricultura y la producción primaria, el 59,4% a la industria y la energía, y el 31,2% al sector servicios. La superficie agrícola ha disminuido, pero Garrotxa sigue siendo el primer productor de maíz. El sector ganadero está en plena expansión, sobre todo el porcino y el vacuno.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad