Galerina marginata

Parecido a galerina marginata

Galerina marginata, conocida coloquialmente como campana funeraria o casquete mortal, es una especie de hongo venenoso de la familia Hymenogastraceae del orden Agaricales. Antes de 2001, se pensaba que las especies G. autumnalis, G. oregonensis, G. unicolor y G. venenata estaban separadas debido a las diferencias de hábitat y a la viscosidad de sus capuchones, pero el análisis filogenético demostró que todas son la misma especie.
Los cuerpos fructíferos de este hongo tienen capuchones de color marrón a amarillo-marrón que pierden su color al secarse. Las branquias son de color marrón y dan una impresión de esporas oxidadas. En los tallos de los especímenes jóvenes suele observarse un anillo membranoso bien definido, pero suele desaparecer con la edad. En los cuerpos fructíferos más viejos, los capuchones son más planos y las agallas y los tallos más pardos. Esta especie es la clásica «seta marrón pequeña», una categoría que engloba a todas las setas marrones de tamaño pequeño y mediano, difíciles de identificar, y que puede confundirse fácilmente con varias especies comestibles.
La Galerina marginata está muy extendida en el hemisferio norte, incluyendo Europa, América del Norte y Asia, y también se ha encontrado en Australia. Es un hongo que se pudre en la madera y que crece sobre todo en la madera de coníferas en descomposición. Se trata de una especie extremadamente venenosa, que contiene las mismas amatoxinas mortales que se encuentran en la gorra de la muerte (Amanita phalloides). Su ingestión en cantidades tóxicas provoca graves daños en el hígado con vómitos, diarrea, hipotermia y, finalmente, la muerte si no se trata rápidamente. En el último siglo se han atribuido una decena de intoxicaciones a la especie ahora agrupada como G. marginata.

Galerina marginata seca

árboles. Algunas personas recogen como alimento el Kuehneromyces mutabilis, superficialmente similar, que hoy en día se denomina generalmente Wood Tuft, pero que antes se conocía más bien como Brown Stew Fungus; es un pariente cercano de la peligrosamente tóxica Funeral Bell y tiene un aspecto muy parecido.
Esta especie fue descrita en 1789 por el micólogo alemán August Johann Georg Karl Batsch (1761 – 18020, que le dio el nombre de Agaricus marginatus (en una época en la que prácticamente todos los hongos con branquias se incluían en el género Agaricus, del que la mayoría se han redistribuido desde entonces a otros géneros más nuevos). El nombre científico actualmente aceptado de Galerina marginata se estableció cuando otro micólogo alemán, Robert Kuhner (1903 – 19960 transfirió esta especie al género Galerina.
Los sinónimos de Galerina marginata incluyen Agaricus marginatus Batsch, Agaricus unicolor Vahl, Naucoria autumnalis (Peck) Sacc., Agaricus autumnalis Peck, Pholiota marginata (Batsch) Quél., Pholiota discolor Peck, Galerina unicolor (Vahl) Singer, Galerina venenata (Vahl) Singer, Galerina autumnalis (Peck) A.H.Sm. & Singer, y Galerina oregonensis A.H.Sm.

Tratamiento de la galerina marginata

Galerina marginata, conocida coloquialmente como campana funeraria o casquete mortal, es una especie de hongo venenoso de la familia Hymenogastraceae del orden Agaricales. Antes de 2001, se pensaba que las especies G. autumnalis, G. oregonensis, G. unicolor y G. venenata estaban separadas debido a las diferencias de hábitat y a la viscosidad de sus capuchones, pero el análisis filogenético demostró que todas son la misma especie.
Los cuerpos fructíferos de este hongo tienen capuchones de color marrón a amarillo-marrón que pierden su color al secarse. Las branquias son de color marrón y dan una impresión de esporas oxidadas. En los tallos de los especímenes jóvenes suele observarse un anillo membranoso bien definido, pero suele desaparecer con la edad. En los cuerpos fructíferos más viejos, los capuchones son más planos y las agallas y los tallos más pardos. Esta especie es la clásica «seta marrón pequeña», una categoría que engloba a todas las setas marrones de tamaño pequeño y mediano, difíciles de identificar, y que puede confundirse fácilmente con varias especies comestibles.
La Galerina marginata está muy extendida en el hemisferio norte, incluyendo Europa, América del Norte y Asia, y también se ha encontrado en Australia. Es un hongo que se pudre en la madera y que crece sobre todo en la madera de coníferas en descomposición. Se trata de una especie extremadamente venenosa, que contiene las mismas amatoxinas mortales que se encuentran en la gorra de la muerte (Amanita phalloides). Su ingestión en cantidades tóxicas provoca graves daños en el hígado con vómitos, diarrea, hipotermia y, finalmente, la muerte si no se trata rápidamente. En el último siglo se han atribuido una decena de intoxicaciones a la especie ahora agrupada como G. marginata.

Síntomas de galerina marginata

El suelo del bosque es un lugar maravilloso de interacciones biológicas concentradas. Es una zona para ser curioso, un hábitat que visito para inspirarme. Pero este lugar también debe ser respetado. Un error de identificación puede provocar la muerte de personas. Cuando empecé a buscar setas, si me encontraba con un hongo terrestre de color claro con un velo y una volva bulbosa, me acercaba con precaución, sabiendo que podía ser una de esas especies mortales de Amanita. La especie que aparece en la edición de hoy del Viernes de Hongos es más críptica que esas Amanitas de aspecto mortal.  La Galerina marginata no sólo varía en su apariencia, sino que se parece a algunas otras especies comestibles que también crecen en los restos de madera.  Desde que los micólogos empezaron a describir esta especie, se ha identificado erróneamente. Hasta 2001, Galerina marginata se dividía en cinco especies distintas.  Gulden et al. 2001 utilizaron un enfoque genómico para estudiar estas llamadas «especies separadas». Sus resultados mostraron la sinonimia entre estos individuos de Galerina que presentaban rasgos ligeramente diferentes. En otras palabras, una vez analizados los genomas de estas especies antes separadas, se vio que G. autumnalis, G. marginata, G. oregonensis, G. unicolor y G. venenata son en realidad una sola especie. Y esto supone un problema para los cazadores de setas como usted y yo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad