Craterellus cornucopioides

Sabor de la seta trompeta negra

El Craterellus cornucopioides, o cuerno de la abundancia, es una seta comestible. También se conoce como rebozuelo negro, trompeta negra, trompette de la mort (francés), trombetta dei morti (italiano) o trompeta de los muertos.
La Cornucopia, en la mitología griega, se refería al magnífico cuerno de la cabra de la ninfa Amaltea (o de ella misma en forma de cabra), que se llenaba de cualquier carne o bebida que su dueño pidiera. Se ha convertido en el símbolo de la abundancia.
El cuerpo fructífero no tiene una separación en tallo y capuchón, sino que tiene forma de embudo expandido en la parte superior, normalmente de hasta unos 10 centímetros (4 pulgadas) de altura y 0,5-7 cm (1⁄4-2+3⁄4 pulg.) de diámetro,[1][2][3] pero se dice que crece excepcionalmente hasta 15 cm (6 pulg.) de altura[4][5] La superficie superior e interna es negra o gris oscura, y raramente amarilla[3] La superficie inferior y exterior fértil es de un tono mucho más claro de gris. La superficie fértil es más o menos lisa pero puede estar algo arrugada.
Este hongo se encuentra en los bosques de Europa, América del Norte, Japón y Corea[6]. Principalmente crece bajo las hayas, robles u otros árboles de hoja ancha, especialmente en el musgo, en lugares húmedos y en suelos calcáreos pesados[4][5] En Europa es generalmente común, pero parece ser raro en algunos países como los Países Bajos. Aparece de junio a noviembre,[2] y en el Reino Unido, de agosto a noviembre.

Cultivo del hongo trompeta negra

El Craterellus cornucopioides es siempre uno de esos hallazgos emocionantes. Este basidiomiceto, también conocido como trompeta negra, crece en suelos calcáreos dominados por árboles caducifolios de hoja ancha. Cuando me enteré de que tiende a surgir alrededor de las hayas y los robles, supuse que era micorriza, que enviaba nutrientes raros del suelo a su planta huésped a cambio de azúcares vegetales. Pero su ecología de alimentación es en realidad saprotrófica, degradando la materia orgánica de estos árboles.    Craterellus cornucopioides está estrechamente relacionado con los rebozuelos, por lo que esta especie se ha incluido en la familia Cantharellaceae. Al igual que muchos de sus deliciosos primos de colores brillantes, el Craterellus cornucopioides es un comestible selecto. De hecho, desarrollan un sabor aún más fuerte cuando se secan y adquieren notas de trufa. ¡Qué rico!
Además de ser una especie impresionante, hay otra razón por la que he decidido escribir sobre el Craterellus cornucopioides. En Francia e Italia, el nombre común traducido de este hongo es la trompeta de los muertos, y su fructificación se creía antiguamente que indicaba que los difuntos estaban tocando la trompeta negra desde su lugar de descanso final. Desgraciadamente, la abuela de mi futura esposa falleció hace dos semanas, y hoy esparcimos sus cenizas en el terreno de propiedad familiar que frecuento para buscar setas en Warsaw NY. La abuela deGuehery encarnaba todas las cualidades de abuela compasiva y nutritiva que se me ocurren, y me acogió en la familia con los brazos abiertos. Tarde o temprano todos llegaremos a este destino final, y las moléculas que componen nuestros cuerpos volverán a la Tierra. Vida, muerte, descomposición y reorganización. Ese es el orden natural aquí en la Tierra.

Esporas de la seta trompeta negra

El Craterellus cornucopioides, o cuerno de la abundancia, es una seta comestible. También se conoce como rebozuelo negro, trompeta negra, trompette de la mort (francés), trombetta dei morti (italiano) o trompeta de los muertos.
La Cornucopia, en la mitología griega, se refería al magnífico cuerno de la cabra de la ninfa Amaltea (o de ella misma en forma de cabra), que se llenaba de cualquier carne o bebida que su dueño pidiera. Se ha convertido en el símbolo de la abundancia.
El cuerpo fructífero no tiene una separación en tallo y capuchón, sino que tiene forma de embudo expandido en la parte superior, normalmente de hasta unos 10 centímetros (4 pulgadas) de altura y 0,5-7 cm (1⁄4-2+3⁄4 pulg.) de diámetro,[1][2][3] pero se dice que crece excepcionalmente hasta 15 cm (6 pulg.) de altura[4][5] La superficie superior e interna es negra o gris oscura, y raramente amarilla[3] La superficie inferior y exterior fértil es de un tono mucho más claro de gris. La superficie fértil es más o menos lisa pero puede estar algo arrugada.
Este hongo se encuentra en los bosques de Europa, América del Norte, Japón y Corea[6]. Principalmente crece bajo las hayas, robles u otros árboles de hoja ancha, especialmente en el musgo, en lugares húmedos y en suelos calcáreos pesados[4][5] En Europa es generalmente común, pero parece ser raro en algunos países como los Países Bajos. Aparece de junio a noviembre,[2] y en el Reino Unido, de agosto a noviembre.

Cultivo del craterellus cornucopioides

El Craterellus cornucopioides, o cuerno de la abundancia, es una seta comestible. También se conoce como rebozuelo negro, trompeta negra, trompette de la mort (francés), trombetta dei morti (italiano) o trompeta de los muertos.
La Cornucopia, en la mitología griega, se refería al magnífico cuerno de la cabra de la ninfa Amaltea (o de ella misma en forma de cabra), que se llenaba de cualquier carne o bebida que su dueño pidiera. Se ha convertido en el símbolo de la abundancia.
El cuerpo fructífero no tiene una separación en tallo y capuchón, sino que tiene forma de embudo expandido en la parte superior, normalmente de hasta unos 10 centímetros (4 pulgadas) de altura y 0,5-7 cm (1⁄4-2+3⁄4 pulg.) de diámetro,[1][2][3] pero se dice que crece excepcionalmente hasta 15 cm (6 pulg.) de altura.[4][5] La superficie superior e interior es negra o gris oscura, y raramente amarilla.[3] La superficie inferior y exterior fértil es de un tono mucho más claro de gris. La superficie fértil es más o menos lisa pero puede estar algo arrugada.
Este hongo se encuentra en los bosques de Europa, América del Norte, Japón y Corea[6]. Principalmente crece bajo las hayas, robles u otros árboles de hoja ancha, especialmente en el musgo, en lugares húmedos y en suelos calcáreos pesados[4][5] En Europa es generalmente común, pero parece ser raro en algunos países como los Países Bajos. Aparece de junio a noviembre,[2] y en el Reino Unido, de agosto a noviembre.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad