Coprinus atramentarius

Coprinus atramentarius

Comentarios

La Coprinopsis atramentaria, comúnmente conocida como gorra de tinta común o gorra de tinta, es una seta comestible (aunque venenosa, cuando se combina con alcohol) que se encuentra en Europa y América del Norte. Anteriormente conocido como Coprinus atramentarius, es el segundo tapón de tinta más conocido y anterior miembro del género Coprinus después de C. comatus. Es un hongo extendido y común que se encuentra en todo el hemisferio norte. Los grupos de hongos surgen después de las lluvias, desde la primavera hasta el otoño, comúnmente en hábitats urbanos y perturbados, como terrenos baldíos y céspedes, así como en zonas de hierba. El sombrero, de color gris-marrón, tiene inicialmente forma de campana antes de abrirse, tras lo cual se aplana y se desintegra. La carne es fina y el sabor suave. Se puede comer, pero es venenosa cuando se consume con alcohol, de ahí otro nombre común, «tippler’s bane».
El naturalista francés Pierre Bulliard describió por primera vez el tapón de tinta común en 1786 como Agaricus atramentarius, antes de que Elias Magnus Fries lo incluyera en el gran género Coprinus en 1838. El epíteto específico deriva de la palabra latina atramentum «tinta»[1].

Coprinopsis

La Coprinopsis atramentaria, comúnmente conocida como gorra de tinta común o gorra de tinta, es una seta comestible (aunque venenosa, cuando se combina con alcohol) que se encuentra en Europa y América del Norte. Anteriormente conocido como Coprinus atramentarius, es el segundo tapón de tinta más conocido y anterior miembro del género Coprinus después de C. comatus. Es un hongo extendido y común que se encuentra en todo el hemisferio norte. Los grupos de hongos surgen después de las lluvias, desde la primavera hasta el otoño, comúnmente en hábitats urbanos y perturbados, como terrenos baldíos y céspedes, así como en zonas de hierba. El sombrero, de color gris-marrón, tiene inicialmente forma de campana antes de abrirse, tras lo cual se aplana y se desintegra. La carne es fina y el sabor suave. Se puede comer, pero es venenosa cuando se consume con alcohol, de ahí otro nombre común, «tippler’s bane».
El naturalista francés Pierre Bulliard describió por primera vez el tapón de tinta común en 1786 como Agaricus atramentarius, antes de que Elias Magnus Fries lo incluyera en el gran género Coprinus en 1838. El epíteto específico deriva de la palabra latina atramentum «tinta»[1].

Coprinus calyptratus

Coprinus comatus, el gorro de tinta desgreñado, la peluca de abogado o la melena desgreñada, es un hongo común que se ve a menudo creciendo en el césped, a lo largo de los caminos de grava y en las zonas baldías. Los cuerpos fructíferos jóvenes aparecen primero como cilindros blancos que emergen del suelo, y luego se abren los capuchones en forma de campana. Los capuchones son blancos y están cubiertos de escamas, de ahí el nombre común del hongo. Las branquias que se encuentran debajo del sombrero son blancas, luego rosadas, y después se vuelven negras y segregan un líquido negro lleno de esporas (de ahí el nombre de «sombrero de tinta»). Este hongo es inusual porque se vuelve negro y se disuelve en cuestión de horas después de ser recogido o de depositar las esporas.
Cuando es joven es una excelente seta comestible siempre que se consuma poco después de ser recogida (se conserva muy mal debido a la autodigestión de sus agallas y su sombrero). Si se desea un almacenamiento a largo plazo, el microondas, el salteado o la cocción a fuego lento hasta que estén blandas permitirán guardar las setas en el frigorífico durante varios días o congelarlas. Además, colocar las setas en un vaso de agua helada retrasará la descomposición durante uno o dos días para que uno tenga tiempo de incorporarlas a una comida. El procesamiento o la congelación deben realizarse, ya sea para comer o para almacenar, en las cuatro o seis horas siguientes a la recolección, para evitar cambios indeseables en la seta. Esta especie se cultiva en China como alimento.

Coprinellus niveus

Las setas coprinoides son fáciles de reconocer, al menos en teoría. Muchos hongos coprinoides tienen branquias que se licúan («delicuescencia») en la madurez, lo que los distingue fácilmente de los agáricos normales. Estos hongos producen esporas de color marrón púrpura a negro, por lo que las branquias licuadas a menudo terminan pareciendo un lío de tinta. Como resultado, los hongos coprinoides son a menudo llamados «Caps de tinta». Las setas coprinoides con branquias que no se licúan se pueden identificar por sus estipes centrales, sus esporas oscuras y su carne relativamente fina y frágil.
Si las setas clásicas de tipo sapo son como paraguas de golf, las setas coprinoides son como sombrillas. Las setas coprinoides tienen un estípite central y un pileus que suele tener forma cónica o acampanada. En algunas especies, el pileus se vuelve plano con el paso del tiempo e incluso se vuelve hacia arriba. Estas setas suelen tener una carne fina y frágil, pero hay algunas especies más sustanciosas. Las láminas son libres o están unidas al pie y a menudo se licúan en la madurez.1 Si las láminas se licúan, lo hacen desde fuera hacia dentro, de modo que las láminas se licúan justo cuando las esporas maduran.2 Debido a la carne fina y a la delicuescencia, estas setas son efímeras. A menudo desaparecen por completo al mediodía. Los hongos coprinoides producen huellas de esporas muy oscuras, lo que ayuda a distinguir el grupo de la mayoría de los otros hongos. Las esporas varían en color desde el negro hasta el marrón púrpura.1 Las setas pueden o no tener un velo parcial y/o un velo universal. En la actualidad, los sombreros de tinta se dividen en cuatro géneros: Coprinellus, Coprinopsis, Parasola y Coprinus.1,2

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad