Como conservar los rovellones

Comment faire des conserves de cèpes et bolets

José oyó hablar de unas jornadas micológicas en Abla, en las laderas de Sierra Nevada. Unos kilómetros más arriba se encuentra un pueblo llamado Abrucena. Allí se encuentran los primeros bosques de pinos repoblados que cubren las laderas de la montaña hasta la misma cima. Se puede llegar al lugar en coche en una hora, lo que parece razonable para una excursión de un día.
Formamos entonces dos equipos, el equipo número uno que se encargaba de la caza de las setas y el equipo número dos que debía permanecer en Los Molinos a la espera de que el equipo número uno trajera las setas para poder limpiarlas, cocinarlas y finalmente ponerlas en tarros como forma de conservación. ¿Recogeremos suficientes para que tenga sentido conservarlas? ¿Tendríamos suficiente para todo el año o sólo para el invierno? No había más remedio que salir a Abrucena y esperar lo mejor.
Nos esperaba un tiempo soleado en la parte de Sierra Nevada donde se encontraba el supuesto tesoro escondido, aunque veíamos que un grupo de nubes empezaba a cubrir el cielo. Pasamos por el pueblo de Abrucena siguiendo una pequeña carretera que nos llevó al bosque. Decidimos parar en una zona recreativa que tenía un aspecto tan agradable que nos hizo pensar que seguramente las setas habían hecho su hogar aquí. Esta parte del bosque está situada en el fondo de la zona de explotación forestal ya que el sotobosque está básicamente limpio de vegetación. Un minuto después de haber mirado un poco encontramos el primer níscalo, unos segundos después la primera colonia. ¡Todo está al lado del aparcamiento de la zona recreativa! ¿Qué está pasando? El caso es que ese día era jueves, todo el mundo estaba en el trabajo y las setas tuvieron tiempo de crecer desde el último fin de semana.

Les cèpes en conserve

En nuestra tienda de comestibles en línea, puede comprar las mejores setas en línea. Disfruta de una selección de deliciosas y sabrosas setas, perfectas para tus ensaladas de verano y para tus platos de verduras en los meses más fríos. Para que sea aún mejor, no sólo estarás disfrutando de una deliciosa gama de verduras, sino que además sabrás que comprando con La Botiga, todos tus productos serán de proveedores locales, que priorizan la calidad y que se esfuerzan por traerte sus mejores productos. Trabajamos duro para llevar los productos más deliciosos a nuestros clientes, y cuidamos a nuestros proveedores, ya que ellos son los deliciosos creadores de las frutas y verduras que te traemos en nuestra tienda de alimentación online. Su pasión por los productos de calidad se nota y es exactamente el tipo de productos que queremos ofrecerte. Productos deliciosos de proveedores locales. En La Botiga podrás disfrutar de una gran variedad de verduras y hortalizas, para todas las preferencias, ¡y todos los días de la semana! Se convertirán en ingredientes imprescindibles para tus platos más saludables.

Caçadors de bolets temp 2 – cap 14 (els professionals)

El libro, editado por Ara Llibres, no sólo ofrece sofisticadas y originales recetas en torno a las setas sino que introduce al lector en cada una de las variedades para poder distinguirlas si se recogen en el bosque. El autor también ofrece un calendario de crecimiento y un mapa de las zonas donde se pueden recoger y un montón de trucos prácticos para poder conservarlas con seguridad.
Advertimos de la dificultad de las recetas, no son, en general, fáciles de preparar. No encontraremos en este recetario, por ejemplo, bacalao con rovellones, sino platos muy sofisticados elaborados por el chef para su restaurante que lleva su nombre y que se encuentra en Barcelona.
Por poner un ejemplo, presentamos el título de la receta de la seta llamada Peus de rata, que nos propone; «Crema de cangrejos de mar, peus de rata y ajos tiernos», una receta de mar y montaña donde los sabores del bosque y del mediterráneo se unen en una perfecta unión de sabores y olores, texturas y color otoñal gracias a esta seta tan especial.

Conservas de champiñones | cèpes et bolets

Durante los meses de septiembre y octubre entra en su temporada alta las setas, un producto cada vez más presente en las recetas de los platos locales de la Val d’Aran, por la variedad de estos preciosos hongos que se encuentran en los bosques del Valle. No en vano el territorio se ha convertido en el buque insignia de esta recuperada afición y organiza desde hace 10 años talleres micológicos con salidas, conferencias, exposiciones y, por supuesto, degustaciones culinarias.
Expertos micólogos enseñan a los asistentes cómo recoger las setas y limpiarlas en el mismo bosque para que salgan las esporas que permitan su crecimiento el próximo año; cómo colocarlas cuidadosamente en la cesta para su perfecta conservación; y cómo limpiarlas suavemente con un cepillo sin agua para mantener todo su sabor.
Además, de la mano de los cocineros de los mejores restaurantes locales, se podrán aprender las diferentes técnicas culinarias para conservarlas y elaborarlas según su variedad, desde el simple escaldado hasta el escabeche, confitado, desecado, congelado e incluso mermelada. «La seta es un producto de temporada y sólo cuando la tenemos fresca la servimos como plato principal a la plancha o en carpaccio, por ejemplo», dice Marc Nus, chef de Era Coquela y uno de los promotores de los talleres, «las técnicas de conservación nos permiten cocinar con ellas durante todo el año o utilizarlas como especia aromática».

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad