Como cocinar niscalos

Níscalos con patatas, [receta fácil y muy sabrosa]

BIENVENIDO A MI BLOG. HABIENDO VIVIDO EN ESPAÑA DURANTE MÁS DE VEINTE AÑOS, HE CONSEGUIDO SUMERGIRME EN LA CULTURA LOCAL Y SENTIRME TOTALMENTE INTEGRADO. ESCRIBIRÉ SOBRE MI PASIÓN POR LA COMIDA Y LA BEBIDA ESPAÑOLAS, ASÍ COMO SOBRE SU CULTURA, SU GENTE Y SUS LUGARES DE ESPECIAL INTERÉS. NO DUDE EN DEJAR UN COMENTARIO.
Después de un verano clásico y de las recientes lluvias torrenciales, los bosques de España están dando lugar a la temporada otoñal de setas silvestres o Níscalos, como se les llama aquí, y están apareciendo por todo el país.
Cualquier pinar del país debería tener Níscalos, pero son necesarias al menos dos lluvias intensas en un periodo máximo de 40 días para que salgan a la superficie y crezcan. Las setas silvestres necesitan unos 21 días para alcanzar un tamaño razonable, por lo que habrá que vigilar el tiempo.
Normalmente, las setas aparecerán en zonas abiertas y soleadas si han recibido abundantes lluvias, pero si no lo han hecho es más probable que aparezcan en las zonas húmedas y sombreadas de los bosques. Sin embargo, recomiendo encarecidamente que si sales un día a recoger estas setas silvestres, lo hagas con alguien que sepa qué es cada cosa y cuáles son comestibles y cuáles no, ya que también hay Níscalos venenosos que tienen una forma y un color similares. También te recomiendo que compruebes las restricciones locales, ya que a veces hay ordenanzas regionales que limitan la cantidad, y el momento, en que se puede recoger setas.

Níscalos al ajillo un manjar que debes probar

Cuando empieza a llover aquí en Madrid en el mes de octubre/noviembre, es el momento de ir a recoger ‘Níscalos’: más conocidos como níscalos al ajillo, seta roja de pino, o simplemente seta de pino en inglés. Su nombre en catalán es rovelló (pl. rovellons) mientras que su nombre en castellano varía (níscalo, mízcalo…).
Como me regalaron tantos kilos, decidí lavarlos todos y prepararlos para congelarlos (saltearlos en un poco de mantequilla a fuego fuerte durante 5-10mins), para luego utilizarlos en risottos, tartas, salsas – – ¡las posibilidades son ilimitadas!    Corté los tallos lavados y preparé un caldo de setas para mis risottos (pasar por un colador fino y desechar los tallos), que también congelé (consultar la receta del caldo).

Niscalos «lactarius deliciosus» dos recetas

BIENVENIDO A MI BLOG. DESPUÉS DE HABER VIVIDO EN ESPAÑA DURANTE MÁS DE VEINTE AÑOS, HE CONSEGUIDO SUMERGIRME EN LA CULTURA LOCAL Y SENTIRME TOTALMENTE INTEGRADO. ESCRIBIRÉ SOBRE MI PASIÓN POR LA COMIDA Y LA BEBIDA ESPAÑOLAS, ASÍ COMO SOBRE SU CULTURA, SU GENTE Y SUS LUGARES DE ESPECIAL INTERÉS. NO DUDE EN DEJAR UN COMENTARIO.
Después de un verano clásico y de las recientes lluvias torrenciales, los bosques de España están dando lugar a la temporada otoñal de setas silvestres o Níscalos, como se les llama aquí, y están apareciendo por todo el país.
Cualquier pinar del país debería tener Níscalos, pero son necesarias al menos dos lluvias intensas en un periodo máximo de 40 días para que salgan a la superficie y crezcan. Las setas silvestres necesitan unos 21 días para alcanzar un tamaño razonable, por lo que habrá que vigilar el tiempo.
Normalmente, las setas aparecerán en zonas abiertas y soleadas si han recibido abundantes lluvias, pero si no lo han hecho es más probable que aparezcan en las zonas húmedas y sombreadas de los bosques. Sin embargo, recomiendo encarecidamente que si sales un día a recoger estas setas silvestres, lo hagas con alguien que sepa qué es cada cosa y cuáles son comestibles y cuáles no, ya que también hay Níscalos venenosos que tienen una forma y un color similares. También te recomiendo que compruebes las restricciones locales, ya que a veces hay ordenanzas regionales que limitan la cantidad, y el momento, en que se puede recoger setas.

Niscalos a la plancha **(con ajito y perejil)

Mis dos hijos mayores me retaron a empezar un blog de cocina con recetas sencillas que pudiéramos cocinar juntos… y ahora se ha unido el más pequeño. Espero que adquieran conocimientos de cocina y fotografía… o que al menos aprendan a diseñar y llevar un blog.
Este es un plato muy típico de mi región: ‘niscalos con patatas’. Los niscalos son setas de leche al azafrán. Son unos deliciosos hongos anaranjados que crecen en los bosques de pinos, especialmente entre la variedad ‘pino albar’. El pueblo cercano al mío, Pedrajas de San Esteban, produce la mayor parte de los piñones del país, o al menos los que no se importan… – hasta el punto de que toda la zona se denomina «Tierra de Pinares». Durante los meses de finales de octubre y principios de noviembre, así es como pasamos las tardes: recorriendo los pinares y recogiendo níscalos.    Si se consiguen grandes, se pueden hacer a la plancha con un toque de ajo. Pero si son pequeños, la mejor manera de comerlos es con patatas en una sopa espesa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad