Clitopilus prunulus

Wikipedia

Con la superficie lisa y mate de su sombrero y su olor harinoso, debería ser difícil confundir esta seta común de las laderas de los bosques y de los bordes de los bosques con cualquiera de las especies venenosas de sombrero blanco o gris, pero ocurre y a veces con graves consecuencias, porque tiene parecidos tóxicos.
La Miller fue descrita científicamente por primera vez en 1772 por Joannes Antonius Scopoli (1723 – 1788), que la denominó Agaricus prunulus. (La mayoría de los hongos con branquias se colocaron inicialmente en un género gigante, Agaricus, ahora redistribuido en muchos otros géneros). El micólogo alemán Paul Kummer transfirió esta especie al nuevo (entonces) género Clitopilus en 1871, nombre que conserva en la actualidad.
El epíteto específico prunulus no tiene nada que ver con las ciruelas pasas. Algunos autores, incluyendo AMINT en su guía de campo Tutto Funghi, han sugerido que, a pesar de la ausencia de una «i» en su ortografía prunulus significa pruinoso – escarchado o cubierto de un fino polvo blanco – no es generalmente una característica prominente de los sombreros de ante de este hongo, cuyo nombre común harinoso El Miller se refiere al olor más que a la forma. Es mucho más creíble la sugerencia de que se trata de una forma diminuta de prunus, un ciruelo, por lo que prunulus sugeriría una semejanza con un pequeño ciruelo.

Seta de pan dulce comestible

Con la superficie lisa y mate de su sombrero y su olor harinoso, debería ser difícil confundir esta seta común de las laderas de los bosques y de los bordes de los bosques con cualquiera de las especies venenosas de sombrero blanco o gris, pero ocurre y a veces con graves consecuencias, porque tiene parecidos tóxicos.
La Miller fue descrita científicamente por primera vez en 1772 por Joannes Antonius Scopoli (1723 – 1788), que la denominó Agaricus prunulus. (La mayoría de los hongos con branquias se colocaron inicialmente en un género gigante, Agaricus, ahora redistribuido en muchos otros géneros). El micólogo alemán Paul Kummer transfirió esta especie al nuevo (entonces) género Clitopilus en 1871, nombre que conserva en la actualidad.
El epíteto específico prunulus no tiene nada que ver con las ciruelas pasas. Algunos autores, incluyendo AMINT en su guía de campo Tutto Funghi, han sugerido que, a pesar de la ausencia de una «i» en su ortografía prunulus significa pruinoso – escarchado o cubierto de un fino polvo blanco – no es generalmente una característica prominente de los sombreros de ante de este hongo, cuyo nombre común harinoso El Miller se refiere al olor más que a la forma. Es mucho más creíble la sugerencia de que se trata de una forma diminuta de prunus, un ciruelo, por lo que prunulus sugeriría una semejanza con un pequeño ciruelo.

Clitopilus prunulus del momento

El Clitopilus prunulus, comúnmente conocido como hongo molinero o hongo de pan dulce,[1] es un hongo basidiomiceto de esporas rosadas comestibles que se encuentra en los pastizales de Europa y América del Norte[2] y que crece de forma solitaria a gregaria en zonas abiertas de bosques de coníferas y frondosas; es común bajo el pino de Bishop (Pinus muricata) a lo largo de la costa al norte de San Francisco; fructifica poco después de las lluvias de otoño. Tiene un capuchón de color gris a blanco y branquias decurrentes.
El naturalista tirolés Giovanni Antonio Scopoli describió el molinero como Agaricus prunulus en 1772[3] El micólogo francés Pierre Bulliard lo llamó Agaricus orcella en 1793. El botánico alemán Paul Kummer erigió el género Clitopilus y dio al molinero su nombre actual en 1871[4] C. prunulus es la especie tipo del género, cuyos límites han sido redefinidos más de una vez[5].
El sombrero es inicialmente convexo cuando es joven, pero en la madurez se aplana, generalmente con una depresión central poco profunda. Es de color blanco o gris claro o amarillo, pegajoso cuando está húmedo, y de 2 a 10 cm (0,79 a 3,9 pulgadas) de diámetro con un tacto característico de la piel de gamuza. Las branquias son decurrentes en su unión con el pie, están bastante espaciadas y son blanquecinas, aunque a menudo adquieren un tono rosado con la edad. El estípite tiene de 2 a 8 cm de longitud × 4-15 mm de grosor, y es blanco o a veces grisáceo[7]. Esta seta tiene un olor harinoso, algo parecido al del pepino[8] La huella de las esporas es rosa. Las esporas son de 9-12 × 5-6,5 µm.[9] Scopoli lo describió con olor a harina recién molida. C. prunulus puede encontrarse creciendo en el suelo en bosques de frondosas y coníferas en verano y otoño.

Clitocybe acromelalgafungus

Desde el punto de vista sistemático pertenece al Dominio Eukaryota, Reino Fungi, División Basidiomycota, Clase Basidiomycetes, Orden Agaricales, Familia Entolomataceae y luego al Género Clitopilus y a la Especie C. prunulus.
El Prugnolo es un hongo simbiótico que crece en los prados y en los bosques de coníferas y de hoja ancha. Fructifica en el periodo que va del verano al otoño y en todas las altitudes y suele encontrarse cerca del Boletus edulis, por lo que en muchas regiones se le llama «especia del porcino».
El Prugnolo es un excelente hongo comestible con un sabor muy delicado. Para los menos experimentados puede confundirse fácilmente con el Clitocybe blanco tóxico (con síndrome neurotrópico) que, sin embargo, tiene una carne consistente, elástica y fibrosa, con olor desagradable a harina mohosa y láminas blancas, mientras que la carne del Clitopilus prunulus es típicamente friable.
Otra confusión puede hacerse con la muy tóxica Entoloma sinuatum, de la que se diferencia claramente por su consistencia frágil en lugar de fibrosa, por su olor y postura muy rechonchos y no tan majestuosos en general como en E. sinuatum.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad