Clitocybe

Wikipedia

Clitocybe nebularis o Lepista nebularis, conocido comúnmente como agárico nublado o embudo de nubes, es un hongo con branquias muy abundante que aparece tanto en los bosques dominados por coníferas como en los bosques de hoja ancha de Europa y Norteamérica. Aparece en Gran Bretaña desde finales de verano hasta finales de otoño y es comestible, pero puede causar problemas gastrointestinales. En Rusia está clasificada como seta comestible de categoría 4.[2]
La especie fue descrita y nombrada por primera vez como Agaricus nebularis en 1789 por August Johann Georg Karl Batsch. Posteriormente, Paul Kummer la incluyó en el género Clitocybe en 1871 como Clitocybe nebularis. Después de muchas consideraciones por parte de muchos micólogos, durante algunos años, cuando se colocó por períodos tanto en Lepista, como en Gymnopus, se colocó de nuevo en Clitocybe con el epíteto específico, y la acreditación de 1871 que conserva hoy en día.Clitocybe nebularis var. alba Bataille (1911), difiere sólo en tener un sombrero blanco leche, y es muy raro[3].
El sombrero de la seta tiene un diámetro de 5-25 cm, es convexo con un margen incurvado y se vuelve de forma plana a deprimida. El color del sombrero es generalmente grisáceo a gris pardo claro, y a menudo está cubierto de una flor blanquecina cuando es joven. La superficie del sombrero suele estar entre seca y húmeda, y es radialmente fibrillosa. Las branquias son pálidas, adnatas a corto-decurrentes, cercanas y generalmente bifurcadas[4] El tallo mide 5-10 cm de largo y 2-4 cm de ancho[5]; es robusto, hinchado hacia la base, se vuelve hueco con la edad y se rompe fácilmente. Suele ser algo más claro que el sombrero[3] La carne es blanca y muy gruesa. Suele tener un olor fétido, que se ha descrito como ligeramente farináceo a rancio[6][4].

Clitocybe sordida

La Clitocybe dealbata, también conocida como «embudo de marfil», es un pequeño hongo blanco con forma de embudo que se encuentra ampliamente en los céspedes, prados y otras zonas de hierba de Europa y Norteamérica. También se le conoce como seta sudorífera, y su nombre se debe a los síntomas de envenenamiento. Contiene niveles potencialmente mortales de muscarina.
La Clitocybe dealbata fue descrita inicialmente por el naturalista británico James Sowerby en 1799 con el nombre de Agaricus dealbatus,[1] su epíteto específico deriva del verbo latino tardío dealbare ‘blanquear’,[2] recordando inexorablemente el «sepulcro blanqueado» bíblico, que es agradable por fuera pero tóxico por dentro. Obtuvo su nombre actual de género en 1874 cuando fue reclasificada por el naturalista francés Claude Casimir Gillet[3]. Sin embargo, esta especie se considera a menudo como un sinónimo de Clitocybe rivulosa[4] y, según Bon[5], el nombre C. dealbata puede ser inválido (un nomen dubium) ya que la definición de James Sowerby entra en conflicto con la de Elias Magnus Fries.
Se trata de un pequeño hongo blanco o blanco espolvoreado de color buff, el sombrero de 2-4 cm de diámetro es aplanado a deprimido con agallas blancas adnatas a decurrentes. El estipe mide 2-4 cm de alto y 0,5-1 cm de ancho. La huella de la espora es blanca. No tiene sabor ni olor característicos[6][7].

Inocybefungus

El embudo común fue descrito en 1801 por Christiaan Hendrick Persoon, que lo llamó Agaricus gibbus. Su nombre científico actualmente aceptado (aunque no por todas las autoridades – véase más abajo) fue establecido por Paul Kummer en 1871.
Los sinónimos de Clitocybe gibba incluyen Agaricus gibbus Pers., Agaricus gibbus var. membranaceus Fr., Agaricus infundibuliformis Schaeff., Clitocybe infundibuliformis (Schaeff.) Fr., Clitocybe infundibuliformis var. membranacea (Fr.) Massee, y Omphalia gibba (Pers.) Gray.
Los resultados de los estudios de ADN en 2003 llevaron a los micólogos a crear un nuevo género Infundibulicybe con Infundibulicybe geotropa (sinónimo Clitocybe geotropa) como especie tipo. A este género se han transferido el embudo común y sus parientes cercanos, y en América del Norte en particular el embudo común se reconoce más comúnmente como Infundibulicybe gibba (Pers.) Harmaja.
Los embudos comunes suelen formar grandes arcos y a veces anillos de hadas completos. La foto de arriba, tomada en un bosque mixto en el oeste de Gales, Reino Unido, muestra parte de un anillo de hadas de casi diez metros de diámetro.

El funnelfungus común

El embudo común fue descrito en 1801 por Christiaan Hendrick Persoon, que lo denominó Agaricus gibbus. Su nombre científico actualmente aceptado (aunque no por todas las autoridades – véase más abajo) fue establecido por Paul Kummer en 1871.
Los sinónimos de Clitocybe gibba incluyen Agaricus gibbus Pers., Agaricus gibbus var. membranaceus Fr., Agaricus infundibuliformis Schaeff., Clitocybe infundibuliformis (Schaeff.) Fr., Clitocybe infundibuliformis var. membranacea (Fr.) Massee, y Omphalia gibba (Pers.) Gray.
Los resultados de los estudios de ADN en 2003 llevaron a los micólogos a crear un nuevo género Infundibulicybe con Infundibulicybe geotropa (sinónimo Clitocybe geotropa) como especie tipo. A este género se han transferido el embudo común y sus parientes cercanos, y en América del Norte en particular el embudo común se reconoce más comúnmente como Infundibulicybe gibba (Pers.) Harmaja.
Los embudos comunes suelen formar grandes arcos y a veces anillos de hadas completos. La foto de arriba, tomada en un bosque mixto en el oeste de Gales, Reino Unido, muestra parte de un anillo de hadas de casi diez metros de diámetro.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad