Clitocybe odora

Wikipedia

La Clitocybe odora es fácilmente reconocible por su color azul verdoso pálido y su distintivo olor a anís. El hongo es comestible, pero no hay mucha gente que lo busque. El C. odora se llama a veces «embudo de anís» o «Clitocybe azul-verde», pero la mayoría de la gente se refiere a él por su nombre científico.1,2,3
C. odora es una seta de tamaño pequeño a mediano, que crece sólo 2-8 cm de altura y 2-11 cm de ancho. La seta tiene forma de paraguas con un estipe central y branquias debajo de un pileus circular. Su pileus comienza siendo convexo con un margen enrollado. A medida que la seta madura, el pileo se vuelve cóncavo hasta tener forma de jarrón y el margen se desenrolla y se vuelve ondulado y algo irregular. Con frecuencia, el margen desarrolla líneas oscuras a medida que la seta envejece. C. odora tiene ocasionalmente un ligero umbo, o zona redondeada y elevada sobre el centro. El sombrero es de color azul verdoso a grisáceo, a veces con un centro más pálido. Estos colores profundos se desvanecen rápidamente, especialmente si la seta se expone a la luz solar directa o al clima seco. El pileus es principalmente liso, pero puede estar cubierto de pequeños pelos. Por lo general, los pelos se encuentran planos contra la superficie del sombrero y dan al hongo una apariencia rayada.1,3

Clitocybe odora 2020

Clitocybe odora, también conocida como seta de anís, es una seta de color verde azulado que crece cerca de los árboles de hoja caduca y de las coníferas. Se pueden encontrar creciendo en pequeños grupos al lado de las raíces de los árboles. Esta seta es comestible, pero algunos expertos cazadores de setas insisten en que deben evitarse los ejemplares jóvenes, ya que pueden confundirse con la Stropharia aeruginosa. El olor a anís se debe a la presencia de p-anisaldehído y una pequeña cantidad de benzaldehído[2]. Este olor puede delatar la presencia de la seta antes de ser observada a simple vista.
Los ejemplares adultos tienen un sombrero verde azulado, florido y con forma de copa; las branquias son de color blanco cremoso o reflejan el color verde azulado del sombrero. La superficie del sombrero es rugosa. El tallo es grueso, está unido a las branquias sin anillos y es texturizado, con un color amarillo pálido. Los más jóvenes tienen un capuchón acampanado de color azul claro o azul hielo. Las branquias y el tallo son de color blanco o verde azulado. Tiene un fuerte olor y sabor a anís, de ahí su nombre.
Se encuentra tanto en bosques caducifolios como de coníferas, y está muy extendida en las zonas templadas, en Asia, Europa y América del Norte. En la costa este de América del Norte prefiere los bosques de robles, pero suele abundar en los bosques de coníferas del noroeste del Pacífico[4].

Clitocybe agrestis

Clitocybe odora, también conocida como seta de anís, es una seta de color verde azulado que crece cerca de los árboles de hoja caduca y de las coníferas. Se pueden encontrar creciendo en pequeños grupos al lado de las raíces de los árboles. Esta seta es comestible, pero algunos expertos cazadores de setas insisten en que deben evitarse los ejemplares jóvenes, ya que pueden confundirse con la Stropharia aeruginosa. El olor a anís se debe a la presencia de p-anisaldehído y una pequeña cantidad de benzaldehído[2]. Este olor puede delatar la presencia de la seta antes de ser observada a simple vista.
Los ejemplares adultos tienen un sombrero verde azulado, florido y con forma de copa; las branquias son de color blanco cremoso o reflejan el color verde azulado del sombrero. La superficie del sombrero es rugosa. El tallo es grueso, está unido a las branquias sin anillos y es texturizado, con un color amarillo pálido. Los más jóvenes tienen un capuchón acampanado de color azul claro o azul hielo. Las branquias y el tallo son de color blanco o verde azulado. Tiene un fuerte olor y sabor a anís, de ahí su nombre.
Se encuentra tanto en bosques caducifolios como de coníferas, y está muy extendida en las zonas templadas, en Asia, Europa y América del Norte. En la costa este de América del Norte prefiere los bosques de robles, pero suele abundar en los bosques de coníferas del noroeste del Pacífico[4].

Clitocybe ectypoides

se detecta más fácilmente por su olor que por su aspecto; de hecho, a menudo se encuentra enterrada en las profundidades de los arbustos, donde es difícil de detectar visualmente. Otras setas tienen un olor anisado similar, pero ninguna es tan poderosa como esta hermosa seta del bosque.
Es toda una sorpresa encontrar la primera seta azul. No sólo eso, sino que muy poco de lo que es azul en la naturaleza es adible, y sin embargo este hongo en particular es muy apreciado por los que saben de setas silvestres comestibles. El embudo de anís, como se denomina ahora en la lista oficial de nombres ingleses que mantiene la Sociedad Micológica Británica, es una seta preciosa; antes se conocía más a menudo en Gran Bretaña como el anís
El embudo de anís fue descrito en 1784 por el micólogo francés Jean Baptiste Francois Pierre Bulliard, que le dio el nombre científico de Agaricus odorus. (En los primeros tiempos de la taxonomía de los hongos, la mayoría de los hongos con branquias se colocaron inicialmente en un género gigante, Agaricus, que ahora se ha redistribuido en gran medida entre muchos otros géneros).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad