Cibarius

Filo chanterelle

ResumenLos nuevos datos sobre la fisiología de la formación de micorrizas de Cantharellus cibarius han dado lugar a un nuevo método aséptico de rutina para la formación in vitro. Los avances son un tiempo de formación corto, plantas sanas y una colonización fiable. Una alta demanda de glucosa y un buen intercambio de gases con dióxido de carbono adicional son factores importantes en la formación de micorrizas. La micorriza se observó después de 8 semanas, pero la fuerte colonización se produjo después de 10-12 semanas, cuando la micorriza se estableció hasta la profundidad de 5 cm. Una cepa de C. cibarius conectada a Picea abies en la naturaleza colonizó con éxito Pinus sylvestris in vitro, pero no Betula pendula. Las plantas micorrizadas han sido transferidas con éxito a entornos no estériles en invernaderos. Las micorrizas continuaron colonizando las nuevas raíces y el suelo de turba no estéril durante 10 meses. Sin embargo, las micorrizas de C. cibarius son muy sensibles a las inundaciones. Con PCR y RFLP, se han comparado los cuerpos fructíferos, los micelios aislados y las micorrizas formadas artificialmente para demostrar que se utilizó C. cibarius. Los cambios climáticos no indujeron la formación de primordio, pero se discuten los factores que explican la formación de cuerpos fructíferos.

Wikipedia

Ingrediente apreciado. El favorito de los buscadores. Suculento y de sabor delicado, el rebozuelo es utilizado por los cocineros de todo el mundo. De color amarillo o anaranjado y con olor a albaricoque, los rebozuelos son los favoritos de los bosques.
Los rebozuelos son el nombre común de varias especies de hongos silvestres comestibles de la familia Cantharellaceae. Aparecen entre el verano y el final del otoño en los bosques y tienen un aroma afrutado cuando se recogen por primera vez. Sombrero: tiene forma de embudo, ondulado y liso. Tiene un color anaranjado o amarillo, y en la parte inferior presenta unas crestas similares a las de las branquias que descienden hasta el pie.Láminas: las falsas branquias recorren el exterior del sombrero.Pie: liso y del mismo color que el sombrero. No confundir con los falsos rebozuelos (Hygrophoropsis aurantiaca) ni con las calabazas (Omphalotus olearius, Omphalotus illudens, Omphalotus olivascens), ambos venenosos.
Los rebozuelos son comunes pero localizados en el Reino Unido. Crecen en bosques de coníferas en zonas musgosas o en bosques de hoja ancha. En Escocia, los rebozuelos forman asociaciones micorrícicas (mutuamente beneficiosas) con abedules y pinos.

Recetas con rebozuelos

BIO Web of Conferences 16, 00039 (2019)Potencial medicinal de los extractos del hongo rebozuelo, Cantharellus cibarius (Revisión) y perspectivas de estudio de sus cepas a partir de diferentes comunidades vegetales de regiones ultracontinentales de Asia
El artículo revisa las propiedades medicinales de Cantharellus cibarius. Los cuerpos fructíferos de esta especie son una fuente prometedora de extractos con vitaminas, carbohidratos, proteínas, polisacáridos, esteroles, ácidos fenólicos, que diversas propiedades biológicas.
Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución 4.0 de Creative Commons, que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.
Las setas son cada vez más importantes en nuestra dieta por sus características nutricionales. Los basidiomicetos contienen una amplia gama de diversos fármacos, como polisacáridos, ácidos orgánicos, lípidos, esteroides y triterpenos tetracíclicos, que son de interés para aplicaciones médicas [1,2].

Hábitat de cantharellus cibarius

El Cantharellus es un género de setas comestibles populares, conocidas comúnmente como rebozuelos/ˌʃæntəˈrɛl/, nombre que también puede referirse a la especie tipo, Cantharellus cibarius. Son hongos micorrícicos, lo que significa que forman asociaciones simbióticas con las plantas, lo que hace que sean muy difíciles de cultivar. Hay que tener cuidado a la hora de identificar los rebozuelos para su consumo, ya que hay especies parecidas, como la especie Jack-O-Lantern (Omphalotus olearius y otras), que pueden enfermar mucho a una persona. A pesar de ello, los rebozuelos son uno de los grupos de setas comestibles más reconocidos y recolectados.
Muchas especies de rebozuelos contienen carotenoides antioxidantes, como el betacaroteno en C. cibarius y C. minor, y la cantaxantina en C. cinnabarinus y C. friesii. También contienen cantidades significativas de vitamina D[1].
El género Cantharellus es amplio y tiene una historia taxonómica compleja. El Index Fungorum enumera más de 500 nombres científicos que se han aplicado al género, aunque el número de nombres actualmente válidos es inferior a 100.[1] Además de la sinonimia, muchas especies se han trasladado a otros géneros como Afrocantharellus,[4] Arrhenia, Craterellus, Gomphus, Hygrophoropsis y Pseudocraterellus. Los análisis filogenéticos moleculares están proporcionando nueva información sobre las relaciones entre las poblaciones de rebozuelos. Los siguientes son sólo algunos ejemplos de especies de rebozuelos:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad