Cantharellus

Cantharellus 2021

Cantharellus cibarius (en latín: cantharellus, «rebozuelo»; cibarius, «culinario»)[2] es una especie de rebozuelo dorado del género Cantharellus. También se conoce como girolle (o girole).[3][4] Crece en Europa desde Escandinavia hasta la cuenca mediterránea, principalmente en bosques caducifolios y de coníferas.[3][5][6][7] Por su color y forma característicos, es fácil de distinguir de las setas con potencial toxicidad que desaconsejan el consumo humano. El rebozuelo, una seta comúnmente consumida y favorecida, se recolecta normalmente desde finales del verano hasta finales del otoño en su distribución europea[3].
Los rebozuelos se utilizan en muchos platos culinarios,[3][5] y pueden conservarse mediante el secado o la congelación. No se debe utilizar el horno para secarlo porque puede hacer que el hongo se vuelva amargo[3].
En un tiempo, todos los rebozuelos amarillos o dorados de Norteamérica se clasificaban como Cantharellus cibarius. Desde entonces, se ha demostrado que se trata de un grupo de especies emparentadas conocido como grupo o complejo de especies Cantharellus cibarius, con C. cibarius sensu stricto restringido a Europa[6][7][8] En 1997, se identificaron el rebozuelo dorado del Pacífico (C. formosus) y C. cibarius var. roseocanus,[9] seguidos de C. cascadensis en 2003[10] y C. californicus en 2008[11].

Cantharellus online

El Cantharellus formosus, conocido comúnmente como rebozuelo dorado del Pacífico, es un hongo originario de la región noroeste del Pacífico de Norteamérica. Pertenece al género Cantharellus junto con otros rebozuelos comestibles populares. En la década de 1990 se distinguió del similar C. cibarius de Europa[2]. Es de color naranja a amarillo, carnoso y con forma de embudo. En la parte inferior del capuchón liso, tiene unas crestas parecidas a las de las branquias que descienden hasta el estipe, que se estrecha sin problemas desde el capuchón. Las falsas agallas suelen tener un tono rosado. Tiene un olor suave y dulce[3]. Es solitaria o gregaria en los bosques de coníferas y fructifica de julio a diciembre[4].
El rebozuelo dorado del Pacífico es la especie de Cantharellus más importante que se recolecta comercialmente en el noroeste del Pacífico[4][5] Este rebozuelo ha sido designado como la seta estatal de Oregón, debido a su valor económico y a su abundancia[6].
Los cuerpos fructíferos de C. formosus varían de 2 a 14 cm (3⁄4-5+1⁄2 pulg.) de ancho, y el color del sombrero varía según los niveles de luz y el clima. En tiempo seco, el capuchón es de color amarillo anaranjado medio a amarillo marrón claro, pero el tiempo húmedo puede hacer que el capuchón sea de color amarillo anaranjado brillante a suave. En condiciones de poca luz, los capuchones pueden no desarrollar la pigmentación amarilla, resultando en colores salmón a rosado. Las falsas branquias pueden ser amarillas, salmón, beige o incluso blanquecinas, dependiendo de las condiciones, pero suelen ser más pálidas que el sombrero. El tallo tiene un color similar al del sombrero, y es de igual anchura o se estrecha hacia abajo. La huella de la espora es de color blanco amarillento[2].

Wikipedia

BIO Web of Conferences 16, 00039 (2019)Potencial medicinal de los extractos del hongo rebozuelo, Cantharellus cibarius (Revisión) y perspectivas de estudio de sus cepas a partir de comunidades vegetales diferentes de regiones ultracontinentales de Asia
El artículo revisa las propiedades medicinales de Cantharellus cibarius. Los cuerpos fructíferos de esta especie son una fuente prometedora de extractos con vitaminas, carbohidratos, proteínas, polisacáridos, esteroles, ácidos fenólicos, que diversas propiedades biológicas.
Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la Licencia de Atribución 4.0 de Creative Commons, que permite su uso, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.
Las setas son cada vez más importantes en nuestra dieta por sus características nutricionales. Los basidiomicetos contienen una amplia gama de diversos fármacos, como polisacáridos, ácidos orgánicos, lípidos, esteroides y triterpenos tetracíclicos, que son de interés para aplicaciones médicas [1,2].

Ver más

El Cantharellus es un género de setas comestibles populares, conocidas comúnmente como rebozuelos/ˌʃæntəˈrɛl/, nombre que también puede referirse a la especie tipo, Cantharellus cibarius. Son hongos micorrícicos, lo que significa que forman asociaciones simbióticas con las plantas, lo que hace que sean muy difíciles de cultivar. Hay que tener cuidado a la hora de identificar los rebozuelos para su consumo, ya que hay especies parecidas, como la especie Jack-O-Lantern (Omphalotus olearius y otras), que pueden enfermar mucho a una persona. A pesar de ello, los rebozuelos son uno de los grupos de setas comestibles más reconocidos y recolectados.
Muchas especies de rebozuelos contienen carotenoides antioxidantes, como el betacaroteno en C. cibarius y C. minor, y la cantaxantina en C. cinnabarinus y C. friesii. También contienen cantidades significativas de vitamina D[1].
El género Cantharellus es amplio y tiene una historia taxonómica compleja. El Index Fungorum enumera más de 500 nombres científicos que se han aplicado al género, aunque el número de nombres actualmente válidos es inferior a 100.[1] Además de la sinonimia, muchas especies se han trasladado a otros géneros como Afrocantharellus,[4] Arrhenia, Craterellus, Gomphus, Hygrophoropsis y Pseudocraterellus. Los análisis filogenéticos moleculares están proporcionando nueva información sobre las relaciones entre las poblaciones de rebozuelos. A continuación se presentan algunos ejemplos de especies de rebozuelos:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad