Boletus toxicos

Reglas de comestibilidad de las boletus

Aprender sobre las setas comestibles puede parecer un proceso abrumador, pero no se desanime. Para empezar, puede ser útil leer nuestro artículo que introduce el proceso de identificación de las setas, que se puede encontrar aquí: Cómo identificar las setas silvestres
Como ya hemos mencionado, existe una gran diversidad de especies de setas. Dado que el espacio y el tiempo son limitados, en este artículo sólo trataremos algunas de las más comunes y que es mejor conocer.Para empezar, las setas son los cuerpos reproductores o «frutos» de un hongo. El cuerpo principal del hongo se presenta en forma de estructuras blancas en forma de hilo llamadas micelio.Las estructuras de una seta típica con branquias consisten en un sombrero, branquias y un tallo. Las branquias son las partes reproductoras del hongo y producen las esporas. Las esporas son unidades reproductivas en forma de células individuales.
Uno de los grupos más comunes y conocidos de setas silvestres comestibles son los boletes o especies de boletus (Boletaceae). Estos hongos tienen sombreros carnosos y un tallo central, y las partes reproductivas bajo el sombrero están formadas por tubos. Muchas especies de este grupo son comestibles, y sólo unas pocas son venenosas. Las especies de boletus venenosos tienen los poros de color rojo o naranja intenso. Aparte de las pocas especies tóxicas, algunas especies de boletus son amargas o no comestibles.  Un método para comprobar la comestibilidad de una especie de boletus es la prueba del sabor. Se puede romper un pequeño trozo del sombrero y meterlo en la boca. Aún así, se recomienda encarecidamente identificar todas las setas boletus lo más cerca posible de la especie exacta antes de probarlas. Esta técnica no es recomendable para probar la comestibilidad de cualquier otro grupo de especies.

Xerocomel… crisantemos…

Un verano seco y caluroso se ha visto aliviado por chubascos y tormentas intermitentes que han supuesto un escaso alivio a una sequía moderada en todo el estado.    Los micelios de los hongos respondieron a los fuertes y breves aguaceros para producir una abundancia de hongos donde la naturaleza fue generosa con la lluvia.
Con la aparición de las setas, se produjo un aumento de las llamadas al Centro de Intoxicaciones del Norte de Nueva Inglaterra.    Como es habitual, la mayoría de las llamadas se referían a niños en la etapa de «pastoreo» de la vida; esos niños pequeños y de 3 años que prueban el mundo probando todo lo que les interesa.    Otras pocas llamadas fueron de adultos que desarrollaron síntomas de intoxicación tras comer setas que creían comestibles.    Todos los que buscan setas silvestres para alimentarse deben tener estas setas en su radar como especies comunes que causan un malestar gastrointestinal significativo.
Nuestros culpables habituales en Maine incluyen el Bolete Marrón Lila; Tylopilus (Sutorius) eximius y el hongo Jack O’lantern; Omphalotus illudens.    Ambos hongos ya han sido responsables de enfermedades en el norte de Nueva Inglaterra este año, al igual que un Leccinum de tapa roja que se comió crudo.

Bolete amargo

El Tylopilus felleus, conocido comúnmente como bolete amargo o tylopilus amargo, es un hongo de la familia de los boletes. Su distribución incluye el este de Asia, Europa y el este de Norteamérica, extendiéndose hacia el sur hasta México y Centroamérica. Es una especie micorrizada que crece en los bosques caducifolios y de coníferas, y a menudo fructifica bajo las hayas y los robles. Los cuerpos de los frutos tienen tapas convexas o planas de color marrón, beige o bronceado y suelen medir hasta 15 cm de diámetro. La superficie de los poros es inicialmente blanca antes de volverse rosada con la edad. Como la mayoría de los boletes, carece de anillo y se distingue de Boletus edulis y otras especies similares por sus inusuales poros rosados y el prominente patrón de red marrón oscuro en su tallo.
El micólogo francés Pierre Bulliard describió esta especie como Boletus felleus en 1788 antes de que fuera transferida al nuevo género Tylopilus. Es la especie tipo de Tylopilus y el único miembro del género que se encuentra en Europa. El Tylopilus felleus ha sido objeto de investigaciones sobre compuestos bioactivos que han sido probados por sus propiedades antitumorales y antibióticas. Aunque no es venenoso, se considera generalmente no comestible debido a su abrumadora amargura.

Identificación de la boleta

Sombrero: 5-30 cm de diámetro. Los sombreros son semiesféricos cuando son jóvenes y se expanden con la edad hasta volverse aplanados o algo ondulados en los bordes. El color varía desde el beige pálido hasta el marrón rojizo. La superficie puede ser seca o húmeda/delgada si el tiempo es húmedo. A menudo está parcialmente enterrada en la hojarasca, pareciendo un bollo de panadería que emerge de la hojarasca.
Poros: En la parte inferior del sombrero se encuentran poros o agujeros diminutos (fíjese bien, sólo tienen ~0,3-0,5 mm de ancho7). La superficie de los poros es blanca cuando es joven y los poros están rellenos de tejido algodonoso blanquecino; los poros se abren y se vuelven amarillentos con la edad. El color de los poros no cambia a azul o marrón después de ser frotados (compruébelo ~10 min después de frotar).
Tallos: (3) 8-25 cm de largo x 1,5-2,5 cm de ancho cerca del sombrero; hasta 12 cm de ancho en la base, bulbosos cuando son jóvenes, más tarde más cilíndricos, a menudo con una base cónica o puntiaguda. La base abruptamente bulbosa de la foto de arriba es inusual. La superficie es blanca cuando es joven, y pasa a ser de color bronceado o rosado en la mitad superior con la edad. Fíjese bien en el patrón pálido en forma de red («retículo», véase el inserto en la imagen de arriba) en la parte superior del tallo. La carne del sombrero y del tallo es blanca y firme.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad