Amanita

Galerina

El género Amanita contiene unas 600 especies de agáricos, entre los que se encuentran algunos de los hongos más tóxicos conocidos en todo el mundo, así como algunas especies comestibles bien consideradas. Este género es responsable de aproximadamente el 95% de las víctimas mortales derivadas de la intoxicación por setas, siendo el sombrero de la muerte el responsable de cerca del 50% por sí solo. La toxina más potente presente en estas setas es la α-amanitina.
El género también contiene muchas setas comestibles, pero los micólogos desaconsejan a los cazadores de setas, que no sean expertos conocedores, que seleccionen cualquiera de ellas para el consumo humano. No obstante, en algunas culturas, las especies locales comestibles más grandes de Amanita son los pilares de los mercados en la temporada de cultivo local. Ejemplos de ello son la Amanita zambiana y otras especies carnosas en África central, la A. basii y especies similares en México, la A. caesarea y la Amanita rubescens «Blusher» en Europa, y la A. chepangiana en el sudeste asiático. Otras especies se utilizan para colorear salsas, como la A. jacksonii roja, cuya área de distribución va desde el este de Canadá hasta el este de México.

Amanita virosafungus

La Amanita muscaria, comúnmente conocida como agárico de la mosca o amanita de la mosca,[5] es un basidiomiceto del género Amanita. También es un hongo muscimol. Originaria de las regiones templadas y boreales del hemisferio norte, la Amanita muscaria ha sido introducida involuntariamente en muchos países del hemisferio sur, generalmente como simbionte de las plantaciones de pinos y abedules, y es ahora una verdadera especie cosmopolita. Se asocia con varios árboles de hoja caduca y coníferas.
Podría decirse que la especie más emblemática de sapo, el agárico de mosca, es una gran seta de branquias blancas, con manchas blancas y generalmente de color rojo, y es una de las más reconocidas y ampliamente encontradas en la cultura popular. Esto incluye el diseño de videojuegos, como el amplio uso de una reconocible Amanita muscaria en la franquicia de Mario y su power up Super Mushroom[6].
A pesar de sus características fácilmente distinguibles, la Amanita muscaria es un hongo con varias variaciones conocidas, o subespecies. Estas subespecies son ligeramente diferentes, algunas tienen el sombrero amarillo o blanco, pero todas suelen llamarse agáricos de la mosca, y la mayoría de las veces se reconocen por sus notables manchas blancas. Sin embargo, recientes investigaciones sobre el ADN de los hongos han demostrado que algunas de estas variaciones no son muscarias en absoluto, como el agárico de mosca de color melocotón, por ejemplo, pero el nombre común de «agárico de mosca» se mantiene.

El hongo de la muerte

El género Amanita contiene unas 600 especies de agáricos, entre los que se encuentran algunos de los hongos más tóxicos conocidos en todo el mundo, así como algunas especies comestibles bien consideradas. Este género es responsable de aproximadamente el 95% de los casos de intoxicación por setas, siendo el hongo de la muerte el responsable de cerca del 50% por sí solo. La toxina más potente presente en estas setas es la α-amanitina.
El género también contiene muchas setas comestibles, pero los micólogos desaconsejan a los cazadores de setas, que no sean expertos conocedores, que seleccionen cualquiera de ellas para el consumo humano. No obstante, en algunas culturas, las especies locales comestibles más grandes de Amanita son los pilares de los mercados en la temporada de cultivo local. Ejemplos de ello son la Amanita zambiana y otras especies carnosas en África central, la A. basii y especies similares en México, la A. caesarea y la Amanita rubescens «Blusher» en Europa, y la A. chepangiana en el sudeste asiático. Otras especies se utilizan para colorear salsas, como la A. jacksonii roja, cuya área de distribución va desde el este de Canadá hasta el este de México.

Diseño de amanita desarrollador de videojuegos

La Amanita pantherina, también conocida como gorra de pantera, falso colorete y amanita pantera[1] debido a su similitud con el verdadero colorete (Amanita rubescens), es una especie de hongo que se encuentra en Europa y Asia occidental.
Aparte del capuchón marrón con verrugas blancas, los rasgos distintivos de la Amanita pantherina incluyen el rollo de tejido volval en forma de collar en la parte superior del bulbo basal, y las esporas elípticas e inamiloides.
El sombrero de pantera es un hongo poco común, que se encuentra tanto en bosques caducifolios, especialmente de hayas, como, con menos frecuencia, en bosques de coníferas y, raramente, en praderas de toda Europa, Asia occidental, a finales de verano y en otoño[4]. También se ha registrado en Sudáfrica, donde se cree que fue introducido accidentalmente con árboles importados de Europa, Asia[5] y en la isla de Vancouver, en la Columbia Británica, Canadá[6].
La A. pantherina contiene el compuesto psicoactivo muscimol,[8] pero se utiliza como enteógeno con mucha menos frecuencia que su pariente mucho más distinguible, la Amanita muscaria. La potencia media de la A. pantherina es mayor que la de la A. muscaria, pero no está claro en qué medida.[9][se necesita una fuente mejor] La concentración de ácido iboténico suele ser mayor en la A. pantherina, sobre todo en los ejemplares de color marrón oscuro.[7] La A. pantherina var. pantherinoides se considera no comestible y posiblemente venenosa.[2] Las variedades multisquamosa y velatipes se consideran venenosas.[10]

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad