Amanita rubescens

Amanita aprica

La amanita rubicunda es el nombre común de varias especies estrechamente relacionadas del género Amanita. La A. rubescens o amanita rubicunda,[1] se encuentra en Europa y el este de Norteamérica, y la A. novinupta, también conocida como amanita rubicunda,[1] se encuentra en el oeste de Norteamérica. Ambos nombres, el científico y el común, se derivan de la propensión de su carne a volverse rosa cuando se le hace un corte.
La seta es comestible y sabrosa, y se busca en varios países europeos. Se reconoce fácilmente por su color rosado en la parte inferior del tallo. Es evitada por los novatos en el cultivo de setas, ya que sin conocimiento puede confundirse con especies venenosas mortales.
El colorete europeo tiene un pileus (capuchón) convexo de color marrón rojizo, de 5 a 15 cm de diámetro, salpicado de pequeñas verrugas de color blanco a caoba[2], y a veces está cubierto de un rubor amarillo ocre que puede ser lavado por la lluvia. La carne de la seta es blanca, y se vuelve rosada cuando se golpea o se expone al aire. Esta es una característica clave para diferenciarla de la falsa seta venenosa (Amanita pantherina), cuya carne no lo es. El estípite (tallo) es blanco, con manchas del color del sombrero, y llega a medir entre 5 y 15 cm.[2] Las láminas son blancas y están libres del tallo, y muestran manchas rojas cuando están dañadas.

Amanita rubescens comestible

El género Amanita contiene unas 600 especies de agáricos, entre los que se encuentran algunos de los hongos más tóxicos conocidos en todo el mundo, así como algunas especies comestibles bien consideradas. Este género es responsable de aproximadamente el 95% de las muertes por envenenamiento con setas, siendo el sombrero de la muerte el responsable de cerca del 50% por sí solo. La toxina más potente presente en estas setas es la α-amanitina.
El género también contiene muchas setas comestibles, pero los micólogos desaconsejan a los cazadores de setas, que no sean expertos conocedores, que seleccionen cualquiera de ellas para el consumo humano. No obstante, en algunas culturas, las especies locales comestibles más grandes de Amanita son los pilares de los mercados en la temporada de cultivo local. Ejemplos de ello son la Amanita zambiana y otras especies carnosas en África central, la A. basii y especies similares en México, la A. caesarea y la Amanita rubescens «Blusher» en Europa, y la A. chepangiana en el sudeste asiático. Otras especies se utilizan para colorear salsas, como la A. jacksonii roja, cuya área de distribución va desde el este de Canadá hasta el este de México.

El agárico de la mosca

El agárico de mosca es el nombre común de varias especies estrechamente relacionadas del género Amanita. A. rubescens, que se encuentra en Europa y el este de Norteamérica, y A. novinupta en el oeste de Norteamérica. Ambos nombres, el científico y el común, se derivan de la propensión de su carne a volverse rosa cuando se produce un hematoma o un corte.
El colorete europeo tiene un pileus (capuchón) convexo de color marrón rojizo, de hasta 15 cm de diámetro, y está salpicado de pequeñas verrugas de color crema. A veces está cubierto de un rubor amarillo ocre que puede ser lavado por la lluvia. La carne de la seta es blanca, y se vuelve rosada cuando se golpea o se expone al aire. Esta es una característica clave para diferenciarla de la falsa seta venenosa (Amanita pantherina), cuya carne no lo es. El estípite (tallo) es blanco, con el color del sombrero, y alcanza una altura de hasta 15 cm. Las branquias son blancas y están libres del tallo, y muestran manchas rojas cuando están dañadas. El anillo es estriado (es decir, tiene crestas) en su parte superior, otra característica que la distingue de Amanita pantherina. Las esporas son blancas, ovadas, amiloides y de un tamaño aproximado de 8 por 5 µm.

Wikipedia

El sombrero de Amanita rubescens tiene entre 61 y 107 mm de ancho, es de color marrón con apariencia de tener fibrillas incrustadas radialmente, hemisférico al principio, luego convexo a plano-convexo a plano, pegajoso, satinado a brillante, con un margen no estriado y no apendiculado.    La volva se presenta en forma de pequeñas verrugas irregulares de color gris parduzco pálido, minuciosamente verrugosas y fácilmente removibles.    La carne tiene un grosor de 10 – 11,5 mm sobre el tallo, adelgazándose uniformemente hacia el margen, blanca, sórdida bajo la piel del sombrero, rosácea en la exposición.branquias
El tallo es de 47 – 68 × 17 – 22 mm, blanco al principio, pronto se magulla o se tiñe de rosa, se estrecha hacia arriba, se ensancha ligeramente en la parte superior, con fibrillas y escamas recurvadas.    El bulbo es de 16 – 30 × 26 mm y tiene una forma estrecha de nabo.    El anillo está situado en lo alto del tallo, en forma de falda, de color blanco al principio, pasando a ser de color crema, colapsando y rasgando, con un borde engrosado.    La volva está presente en forma de polvo gris ocasional sobre el bulbo y a menudo queda enteramente en el suelo como manchas grisáceas.    La carne es blanca, se tiñe de marrón rojizo y es sólida.Olor/sabor

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad