Acebuche hoja

Dominus aceite de oliva

El acebuche (Olea europaea var. sylvestris) es un olivo silvestre que se diferencia del cultivado por su aspecto más arbustivo, sus hojas ovaladas, su menor tamaño y la producción de frutos mucho más pequeños. Forma parte del bosque mediterráneo acompañando a encinas, alcornoques y robles portugueses (Quercus ilex, Q. suber y Q. faginea), o de matorrales junto a Pistacia lentiscus, mirto (Myrtus communis), madroño (arbutus unedo) y espino común (Crataegus monogyna). Crece en cualquier tipo de suelo y resiste muy bien el calor. Es muy sensible al frío, especialmente a las heladas. Los cultivares de olivo son infértiles con el acebuche. El acebuche es hoy en día de creciente interés en la recuperación del bosque mediterráneo debido a su rápido crecimiento aunque las semillas son difíciles de cultivar en los viveros.

Dominus acebuche donde comprar

Este árbol de hoja perenne puede alcanzar los 12 m de altura, aunque normalmente mide entre 4 y 6 m. Tiene un follaje relativamente denso que puede cubrirlo por completo y darle un aspecto globoso. El tronco alcanza los 60 cm de diámetro y la corteza gris oscura se vuelve muy agrietada en los ejemplares más viejos. Las hojas son opuestas, lineales-lanceoladas y coriáceas con un margen entero. Son de color verde oscuro en el haz y algo más pálidas o blanquecinas en el envés. Miden 5-8 cm de largo y 1 cm de ancho. Este olivo canario florece durante la primavera. Las flores son diminutas, con cuatro pétalos blanquecinos que se agrupan en racimos cortos. Los frutos son poco carnosos (drupas) y parecen pequeñas aceitunas. Son brillantes y contienen una sola semilla, o hueso. Son de color verde al principio, oscureciéndose al rojo y volviéndose negruzcos cuando maduran. Es posible confundir este árbol con el olivo (Olea europea). Sin embargo, Olea cerasiformis tiene hojas y frutos más pequeños, un follaje más denso y una copa más ancha y baja.
Este olivo es un componente característico de los bosques termófilos. En esta zona puede formar grupos, conocidos localmente como «acebuchales», donde es la especie dominante. También es bastante frecuente en los bosques de enebros, lentiscos, dragos, palmeras, etc., principalmente en las vertientes norte y este de las islas. Suele crecer en peñascos algo húmedos y en barrancos entre 100 y 600 m de altitud.

Cosecha temprana de dominus

La invención se refiere a métodos para preparar una composición de aceituna (Olea europaea subsp. europaea), preferentemente de acebuche (Olea europaea subsp. europaea var. sylvestris), la composición de aceituna o de acebuche tal como está preparada, y usos de la misma en la prevención o el tratamiento de una infección bacteriana o fúngica en mamíferos, preferentemente una infección por bacterias resistentes a los antibióticos o multirresistentes. Otros usos se refieren a aditivos alimentarios funcionales, en particular un aditivo para la alimentación animal, o a usos en cosmética
c) trituración de dichas partes de aceituna o acebuche de la etapa b) mediante picado, trituración, molienda, pulverización u otros métodos de trituración de dichas partes de aceituna o acebuche para obtener una aceituna o acebuche pulverizada;
f) extracción de un agente activo antibiótico o antifúngico de la aceituna o acebuche pulverizado de la etapa c) mediante extracción, preferentemente con CO2; suspensión de dicho agente activo en un agente solubilizante y emulsionante no tóxico para obtener una suspensión de aceituna o acebuche antibiótica o antifúngica.

Acebuches rojos

Las hojas adultas son las únicas estructuras fotosintéticamente activas de la planta que actúan como fuente de nutrientes. Todas las demás estructuras del olivo actúan como sumideros de nutrientes y compiten entre sí por ellos.
Con la poda reducimos la cantidad de madera en la parte superior, mejoramos la aireación e iluminación de los brotes, y cuando se prevén cosechas muy altas, es una forma de regularizar la producción minimizando la recolección.
Un olivo sin podar cuajará muchos frutos, pero al crecer serán un sumidero de nutrientes tan grande, que crecerán poco, tendrán poco aceite y dejarán al olivo agotado.
Por ello, es más interesante tener olivos con densidades de copa bajas, para que los frutos, al tener mejor iluminación y menos competencia tanto con la madera como con otros brotes y frutos, puedan ser gruesos, y así llevar mucho aceite, que es lo que cultivamos para el olivo.
Un olivo podado en primavera es capaz de desarrollar brotes vegetativos al mismo tiempo que las flores y los frutos, en el año de carga, mientras que si el olivo no se poda, en un año de carga, sólo tiene recursos para desarrollar las flores y los frutos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad